Indra prevé que la integración de Tecnocom eleve al menos un 10% su beneficio neto por acción

Indra estima que la integración de Tecnocom en la compañía conllevará una mejora de su beneficio neto por acción «igual o superior a un 10%» en comparación con el que registraba antes de la integración a partir del primer año desde la finalización de la oferta, según el folleto de la OPA publicado este lunes.

La empresa explica que en esta estimación a futuro no se incluyen los costes de implementación de las sinergias, que prevé sean de 61 millones de euros, ya que son de naturaleza no recurrente e impactarán solo en el beneficio neto de los ejercicios 2017 y 2018.

En este sentido, Indra agrega que, en todo caso, teniendo en cuenta estos costes de integración no se espera un incremento del beneficio neto por acción en el ejercicio 2017.

La compañía prevé que la fusión de ambas empresas genere unas sinergias de ingresos de 10,5 millones de euros anuales antes de impuestos, gracias a una mejora del posicionamiento competitivo aprovechando el solapamiento geográfico de ambos negocios, a la complementariedad de la base de clientes y a la posibilidad de realizar ventas cruzadas de productos y servicios.

Asimismo, se obtendrán 30,5 millones de euros anuales antes de impuestos en sinergias de costes a través de la optimización de los costes comerciales y de estructura actuales. Además, se abordará un proceso de obtención de ahorros derivados de una mayor industrialización de la producción conjunta del grupo integrado, incluyendo la optimización de recursos inmobiliarios y procesos productivos y mejoras en la gestión con proveedores.

Indra, que calcula que estas sinergias se pueden obtener íntegramente pasados 24 meses desde la fusión operativa, tiene la intención de llevar a cabo una integración operativa de las actividades de explotación de ambas compañías con el fin de combinar y potenciar la oferta de productos y soluciones, así como de simplificar las operaciones conjuntas y conseguir un uso eficiente de los recursos.

REVISION DEL NEGOCIO.

Por otro lado, la empresa informa en el folleto de que realizará una «revisión detallada» del equipo directivo y personal de Tecnocom, para optimizar los recursos existentes evitando duplicidades y maximizando la eficiencia en los distintos procesos y geografías.

«Como consecuencia de esta revisión, Indra analizará qué cambios resultan necesarios para asegurar la maximización de las sinergias indicadas y adoptará las decisiones que procedan respecto del grupo combinado», explica.

Al final del periodo de integración, espera tener un equipo directivo unificado y equipos comerciales (de pre-venta, marketing, ventas, de atención al cliente), de producción (desarrollo de productos y producción) y corporativos (de back office) integrados.

Asimismo, remarca que Tecnocom desarrolla su actividad empresarial en geografías en las que el grupo Indra tiene una presencia significativa, con el 80% de sus empleados localizados en España y el resto en ciertos países latinoamericanos.

«En muchos casos, los empleados de ambas compañías operan desde sedes corporativas ubicadas en las mismas ciudades o en emplazamientos relativamente cercanos, por lo que es posible que se produzcan en el futuro concentraciones de centros de actividad con el objeto de suministrar mejores servicios a los clientes y hacer un uso más eficiente de los recursos», adelanta.

COMPRAVENTAS FORZOSAS

Por otra parte, Indra afirma que tiene intención de ejercitar el derecho de venta forzosa a los titulares de acciones de Tecnocom que no hayan aceptado la oferta por una contraprestación igual a la de la mismo, en el supuesto de haya sido aceptada por titulares de valores que representen al menos el 90% de los derechos de voto de Tecnocom.

En este sentido, añade que está previsto que el consejo de administración de Indra acuerde la emisión de las acciones ordinarias necesarias para ofrecerlas en contraprestación en el procedimiento de venta forzosa de los valores que no hubiesen acudido a la oferta.

Así, explica que no más tarde de los tres días hábiles bursátiles siguientes al de publicación del resultado de la oferta comunicará si se dan las condiciones señaladas anteriormente para la realización de las compraventas forzosas y en un plazo no superior a 15 días hábiles comunicará su decisión de exigir esta opción.

Por otro lado, estima que una vez finalizada la Oferta, y en el caso de que fuera aceptada por la totalidad de accionistas de Tecnocom y se emitiera el máximo de acciones previstas para atender el pago de la parte de la contraprestación en acciones, los actuales accionistas de Indra ostentarán el 92,91% de la empresa integrada y el 7,09% restante estará manos de los antiguos accionistas de Tecnocom.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) será el mayor accionistas de la compañía con un 18,71% del capital, frente al 20,14% que tiene actualmente, seguida de la Corporación Financiera Alba con un 10,52% y Fidelity Management Research con un 7%, frente al 11,32% y el 10,14% que tenían hasta ahora respectivamente.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído