(Ampl.) El Cercanías Móstoles-Navalcarnero, de OHL, a liquidación

El proyecto de construcción de la línea de Cercanías entre las localidades madrileñas de Móstoles y Navalcarnero, que OHL se adjudicó en 2007 y cuya construcción está paralizada, ha sido declarado en liquidación por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid.

Este trazado de Cercanías se suma así al listado de infraestructuras quebradas durante la crisis, junto con un conjunto de ocho autopistas de peaje, una de ellas también de OHL, y el tramo de AVE transfronterizo Figueres-Perpignan.

Al igual que en el caso de estas obras de infraestructuras, una vez que se cierre la liquidación de esta línea de Cercanías, se rescindirá el contrato de construcción y concesión que OHL firmó con la Comunidad de Madrid en enero de 2008, según notificó la constructora a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Además, se iniciará el proceso de cálculo de la responsabilidad patrimonial de la administración (RPA), esto es, el importe que en este caso la Administración autonómica de Madrid debe abonar a OHL por las obras realizadas en la parte construida del proyecto.

Este proyecto de Cercanías de Madrid entra en fase de liquidación casi un año después de que cayera en concurso de acreedores y casi dos años después de que la constructora que preside Juan Villar-Mir pidiera a la Comunidad de Madrid la resolución de contrato por considerar que el Gobierno regional había incumplido con sus obligaciones contractuales.

La reclamación de OHL está actualmente en proceso judicial, en el ámbito del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, donde la compañía reclama a la Comunidad de Madrid una indemnización de 369 millones de euros por las inversiones realizadas en el proyecto hasta la paralización de su construcción, y por daños y perjuicios.

Según explicó entonces, la constructora asegura haber invertido 238
millones de euros en el proyecto y que, durante los años previos a la solicitud de resolución del contrato, había presentado «reiteradamente» a la Comunidad soluciones que consideraba harían más viable el proyecto «social y económicamente».

OHL indica que el proceso abierto en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid seguirá su curso a pesar de que el Juzgado Mercantil haya dictado la liquidación del proyecto.

No obstante, la apertura de la liquidación deja sin efecto el expediente administrativo para la resolución del contrato que la Comunidad acababa de dictar este mismo mes, dos años después de OHL lo solicitara.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído