(Amp) La AIReF atribuye a Sociedades el agujero de ingresos en 2016 y pide una evaluación más independiente

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha atribuido a las «debilidades» del Impuesto de Sociedades el agujero recaudatorio obtenido en el ejercicio 2016, por lo que ha pedido una mayor evaluación independiente para poder realizar previsiones más ajustadas.

Durante su intervención en la Comisión de Presupuestos del Congreso, Escrivá ha llegado a decir que no ha existido una recuperación cíclica de los ingresos durante estos últimos años, algo que le resulta «sorprendente». «No se ha producido una recuperación cíclica de ingresos. Tenemos que reflexionar qué ha pasado», ha aseverado.

Analizando la desviación del déficit, cuyo objetivo para 2016 pasaba por un 2,8% –«algo prácticamente imposible», ha dicho– y que fue corregido en varias ocasiones hasta el 4,6% final, Escrivá ha indicado que «el problema no ha estado en los gastos, sino en los ingresos». De hecho, ha advertido que el gasto finalmente ejecutado fue 11.000 millones menos al presupuestado.

«Podríamos pensar que es un problema de gastos que se han desbordado, pero el problema es que los ingresos no han evolucionado como se había previsto en los Presupuestos», ha subrayado. Esto supone, ha dicho, que la senda de reducción de gasto no bastará para acabar con el déficit, pues cree que de seguir así éste se estabilizará en torno al 2% en caso de no incrementarse los ingresos. «No vamos a tener mucho más de ganancia», ha aseverado.

Escrivá no cree posible reducir por debajo del 1% el desfase de las cuentas públicas en 2019. «Con lo que hay encima de la mesa, llegaremos al 2,5%», aunque ha reconocido que «es posible que esta fotografía cambie». Unicamente con estabilidad presupuestaria Escrivá cree factible alcanzar superávit primarios del 2% y, de mantenerse y lograr una senda de reducción de la deuda pública, alcanzar el objetivo del 60% a finales de la década de 2030.

MENOS PRESION FISCAL A LAS EMPRESAS

La AIReF ha atribuido esta evolución de los ingresos fiscales al «cambio de estructura impositiva»: «La hemos dirigido a la parte que crece menos», ha señalando, en referencia al consumo y a las rentas al trabajo, pues detecta que durante los últimos años precios y salarios han evolucionado a la baja, a diferencia de los excedentes brutos de explotación.

Según Escrivá, el agujero en el Impuesto de Sociedades asciende a unos 12.000 millones de euros, cuyo origen no tiene del todo claro. «No terminamos de ver el origen, porque ni está en las estimaciones de la reforma, ni la reintroducción del pago único ni estrictamente en la macro».

«Da la sensación de que el Impuesto de Sociedades tiene algunas debilidades en la base imponible que hacen que la base recaudatoria se haya debilitado extraordinariamente», ha asegurado, señalando que ha existido una «infraestimación bastante elevada de los efectos de la reforma» en este impuesto.

En este sentido, ha afirmado que «es importante que estas estimaciones tengan mayor componente de evaluación independiente», y ha instado a «reforzar la valoración antes y después con medios independientes de las valoraciones que se hacen de los ingresos».

CRITICAS A LAS TECNICAS DE ELABORACION PRESUPUESTARIA

Sin embargo, el mayor de los desfases en 2016 se lo llevó la Seguridad Social, que con un objetivo de déficit del 0,3%, contaba con una previsión de ingresos por cotizaciones, ha dicho Escrivá, «no realistas», algo que considera «un problema».

«Hacer presupuestos tan alejados de la realidad y objetivos tan irrealistas, termina generando desviaciones muy grandes que después cuando los tenemos que explicar ante organismos internacionales, es problemático», ha aseverado ante la comisión. «Pone de manifiesto una técnica presupuestaria muy poco defendible. Es importante que estas cosas no se repitan, de verdad», ha reiterado.

Escrivá ha incidido durante su intervención en los procedimientos de elaboración y revisión de los presupuestos, pues cree que en España «la técnica presupuestaria suele tender a inflar los ingresos». Así, ha lamentado que normalmente se permita un mayor nivel de gastos para, posteriormente, «infraejecutar el gasto en función del resultado de los ingresos».

CREDIBILIDAD A BASE TRANSPARENCIA Y RIGOR

Como consecuencia de esta estrategia, Escrivá también ha acusado a las administraciones de improvisar a la hora de elaborar sus cuentas: «Cuando vemos que no llegamos, tenemos que hacer medidas un poco apresuradas para cumplir determinado hito. Falta visión de conjunto para llegar a un equilibrio presupuestario».

En este sentido, ha dicho que «a veces la credibilidad se gana con reglas que se cumplen, bien diseñadas y con la información que se presenta a los inversores» pues cree que reforzar el control de elaboración de las cuentas «es la forma más barata de ganar credibilidad». «Eso es mucho más barato que sobreesfuerzos de ajuste en determinados momentos».

LOS MEDIOS DE LA AIREF: «PODEMOS HACER LO QUE PODEMOS HACER»

El presidente de la AIReF ha reclamado un plan de presupuestario «creíble a medio plazo», objetivos y previsiones «más realistas» y una mayor transparencia. Escrivá ha reclamado una mayor evaluación, pues cree que España «tiene un problema» en ese sentido, aun contando con la información necesaria, al menos a nivel municipal, que «no se aprovecha». «Hay muy poca evaluación del gasto. Antes y después. El ‘spending review’ ha brillado por su ausencia», pues cree que las evaluaciones que se hacen actualmente son «muy someras».

Aun reconociendo las competencias «potencialmente amplias», el presidente de la AIReF ha reconocido la insuficiencia de los medios con los que cuenta. «Sinceramente, con 35 personas podemos hacer lo que podemos hacer. Y tenemos que seguir a 17 comunidades autónomas y 17 ayuntamientos. Uno puede llegar a donde puede llegar», ha aseverado.

Por último, también ha instado a reforzar el cumplimiento de las recomendaciones que efectúa el organismo, así como una mejora en el tratamiento que recibe de las administraciones públicas. «Tiene que responder de determinada forma y con cierta publicidad», ha sentenciando, criticando «la calidad de las contestaciones» en algunas ocasiones. «Que no se quiten el tema del medio de una forma burocrática», ha dicho.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído