La compañía bonÀrea Corporación cierra 2016 con un resultado neto de 47,24 millones

La compañía bonÀrea Corporación, con sede en Guissona (Lleida) ha cerrado las cuentas de 2016 con una facturación de 1.543 millones de euros, un 5,5% más respecto 2015, un resultado neto de 47,24 millones de euros, un 7,9% superior y un cash flow neto, de 84,14 millones.

Al finalizar el ejercicio 2016, la plantilla directa y subcontratada llegaba a 4.456 personas, 258 personas más que en 2015 y en la actualidad el conjunto de empresas que conforman bonÀrea Agrupa trabajan 4.825 personas, ha informado este jueves la compañía en un comunicado.

La principal actividad de bonÀrea Corporación, es la venta directa a través de las tiendas bonÀrea, que asciende a 699 millones de euros, un 7,6% superior al 2015 y con un aumento en kilos del 8,9%.

Al final de año contaba con 450 establecimientos bonÀrea, 263 supers bonÀrea y 187 tiendas bonÀrea, situados en Catalunya, Aragón, Castellón, Madrid, Guadalajara, Andorra, Navarra y La Rioja.

También ha crecido la producción de sus diez fábricas de pienso, que han alcanzado 1,28 millones de toneladas y una facturación de 339 millones de euros, un 3,2% más que en 2015.

Su división de energía e ingeniería ha alcanzado los 258 millones de euros, con un crecimiento del 5%, la red de 48 gasolineras bonÀrea, un año más han continuado entre las más económicas de España.

Durante 2016 se ha continuado con la habitual política de reinversión de los resultados, con unas inversiones totales de 45 millones de euros, un 8% más que el ejercicio anterior, la mayor parte en el centro alimentario ‘La Closa’ en Guissona.

BonÀrea Cooperativa, nueva denominación de la cooperativa Agropecuaria de Guissona, que lleva a cabo todas las actividades avícolas y ganaderas de engorde y crianza de animales y suministra dicho ganado a bonÀrea Corporación, cerró el ejercicio 2016 con un volumen de ventas de 261 millones de euros y un resultado neto de 4,7 millones de euros, con crecimientos del 0,4 y 0,5% respectivamente.

En febrero, el grupo alimentario anunció la construcción en Epila (Zaragoza) de un nuevo centro de producción en el que prevé invertir 400 millones de euros y crear 4.000 empleos cuando complete el complejo, en un plazo de entre diez y doce años.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído