Las inversiones de la industria papelera crecen un 85% en 2016 y suponen el 7,7% de la facturación del sector

Las inversiones de la industria papelera ascendieron a 328 millones de euros en 2016, lo que supone un 7,7% de la cifra de negocio y un incremento del 85% con respecto al año anterior, en el marco del ciclo inversor iniciado en 2014.

Este incremento en las inversiones se produjo en un ejercicio marcado por la ralentización del crecimiento de la producción de papel, la desaceleración de la demanda interna y la reactivación de las exportaciones, según datos de la patronal Aspapel, que ha presentado este miércoles su informe estadístico anual del sector papelero.

Estas inversiones estuvieron enfocadas, principalmente, a la innovación, el incremento de la capacidad, la mejora de la eficiencia y los costes, la renovación tecnológica y la calidad y el medio ambiente.

Además, el sector prevé un crecimiento del 13% para este año en las inversiones, hasta los 372 millones de euros. En los últimos diez años, el sector papelero español invirtió 2.282 millones de euros, lo que supone una inversión media anual del 5,3% de la facturación.

El pasado ejercicio se registró una ralentización de la frágil recuperación iniciada por el sector en 2015. Así, las 71 fábricas papeleras españolas produjeron 6,218 millones de toneladas de papel, con un incremento del 0,4%, en línea con la desaceleración del consumo de papel, que creció un 0,6%.

El presidente de Aspapel, Enrique Isidro, señaló que la competitividad «perdida a causa de la reforma energética, y todavía no recuperada plenamente, y el alto nivel de incertidumbre económica y política a escala nacional y mundial están lastrando la recuperación, cuya fragilidad ponen de manifiesto los datos del último ejercicio».

En lo que se refiere a 2017, se inició con caídas de producción y, pese a que en marzo ya se registró un incremento de la producción de papel, el primer trimestre se cerró con un descenso del 1,1%.

No obstante, el sector prevé una mejora para este año con respecto 2016. Así, el dato de abril, con un crecimiento de la producción de papel del 3,2%, unido al también positivo de marzo (2,6%) apunta a mejores perspectivas para el presente ejercicio.

EXPORTACION.

Por otra parte, la industria papelera española exportó el 55% de la celulosa y el 46% del papel que fabrica, mientras que el 57% de la facturación del sector procede del comercio exterior.

En concreto, la UE supone el 61% de las exportaciones de papel y el 85% de las de celulosa, siendo Alemania, Francia, Italia, Portugal y Países Bajos los principales mercados de esas exportaciones.

En 2016, las exportaciones de papel se incrementaron un 1,2%, hasta los 2,83 millones de toneladas, mientras que las de celulosa crecieron un 9,2%, hasta las 928.500 toneladas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído