La ‘vieja’ Pescanova rebota un 180,8% en el inicio de la semana

Los títulos de la ‘vieja’ Pescanova se han disparado un 180,8% en el inicio de la semana, después de que el pasado miércoles regresara a cotizar tras estar más de cuatro años suspendida del selectivo español.

En concreto, la ‘antigua’ Pescanova empieza la semana con fuerza, después de haber marcado a lo largo del día un precio máximo de 1,44 euros tras subir un 200% y que ha cerrado finalmente a 1,23 euros, muy por encima de los 0,6 euros con los que regresó a cotizar el pasado miércoles, cuando se anotó una caída del 95%.

De esta forma, la firma, que cuenta con el 1,6% de Nueva Pescanova, está valorada tras su regreso al parqué en 35,3 millones de euros, todavía muy por debajo de los 170 millones de euros tras la suspensión en marzo de 2013.

La firma regresó el pasado miércoles al Mercado Continuo con una caída del 95% después de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidiera levantar la suspensión cautelar, acordada el pasado 12 de marzo de 2013, tras detectarse discrepancias entre su contabilidad y las cifras de deuda bancaria que podían ser «significativas».

Por otro lado, el consejo de administración de la ‘vieja’ Pescanova ha acordado aplazar la convocatoria de la junta general ordinaria de accionistas a lo largo del mes de julio tras no haber recibido las cuentas auditadas de la Nueva Pescanova.

La antigua Pescanova ha señalado que ha requerido «en reiteradas ocasiones» a Nueva Pescanova sus cuentas anuales auditadas del ejercicio 2016, pero todavía no las ha recibido, al tiempo que ha indicado que «tan pronto como las mismas sean recibidas se entregarán sin demora al auditor».

La participada ha recordado que Nueva Pescanova está obligada por la Ley de Sociedades de Capital a celebrar una junta general ordinaria de aprobación de cuentas antes de 30 de junio, y que al ser una sociedad limitada debería convocar y poner a disposición de sus socios esos datos con una antelación mínima de 15 días.

De esta forma, prevé que cuando reciba las cuentas auditadas de 2016 en 30 días estaría en condiciones de reformular sus cuentas y disponer de un nuevo informe de auditoría y será entonces cuando el consejo de administración se encuentre en condiciones de convocar la junta general ordinaria de accionistas, donde se sometan a su aprobación dichas cuentas reformuladas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído