Cataluña prevé recaudar 40 millones en 2017 con el impuesto de bebidas azucaradas

La directora general de Tributos y Juego de la Conselleria de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda de la Generalitat, Marta Espasa, ha defendido este martes los nuevos tributos creados por la administración catalana y ha cuantificado en 40 millones de euros la recaudación en 2017 del impuesto de bebidas azucaradas.

En declaraciones a periodistas antes de participar en la sesión ‘Los nuevos impuestos de la Generalitat de Catalunya’ organizada por la Asociación Profesional de Técnicos Tributarios de Catalunya y Baleares (APTTCB), Espasa ha explicado que del 1 al 20 de julio se producirá la autoliquidación del tributo de las bebidas azucaradas, y ha anunciado que la administración prevé recaudar por año completo un total de 70 millones de euros.

«La recaudación por el impuesto a las bebidas azucaradas dependerá del consumo interno», y ha incidido en que la voluntad de este gravamen es reducir el consumo de este tipo de productos y que la sociedad comience a consumir alimentos más saludables.

También ha asegurado que la Generalitat no se plantea actualmente idear otro tributo en el sector de la alimentación: «Ahora queremos asentar los impuestos que tenemos, ya que muchos son novedosos y presentan dificultad en su implementación».

Durante su intervención en la sesión ‘Los nuevos impuestos de la Generalitat de Catalunya’, Espasa ha enumerado casos de algunas compañías y fabricantes de bebidas azucaradas que están impulsando ya líneas de productos bajos en azúcar.

Espasa ha insistido en los objetivos que tiene la administración catalana con los nuevos impuestos: «Incrementar la recaudación de los ingresos, mejorar la redistribución del sistema fiscal catalán, reducir los costes indirectos y luchar contra el fraude fiscal».

ACTIVOS NO PRODUCTIVOS

La subdirectora general de régimen jurídico de la Dirección general de Tributos y Juego de la Conselleria de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda, Natàlia Caba, ha sido la encargada de exponer las líneas generales del impuesto sobre los activos no productivos de las personas jurídicas.

Ha explicado que la Dirección general de Tributos y Juego prevé que el reglamento del impuesto sobre los activos no productivos esté listo en otoño y que también se haya definido el periodo de liquidación, «que podría ser a finales de 2017».

Aunque aún no se haya elaborado el reglamento, Caba ha enumerado que se podrá gravar con este nuevo impuesto a los bienes inmuebles, a los vehículos de motor con una potencia igual o superior a 220 caballos, embarcaciones de ocio, aeronaves, objetos de arte con valor superior al fijado en la ley de patrimonio histórico y a las joyas.

SECTOR TURISTICO

Espasa también ha reclamado «poner al día» los impuestos relacionados con el sector turístico, que se pusieron en marcha hace cuatro años en Catalunya y que según ella necesitan una revisión.

«Es un impuesto que de deberá potenciar porque hay informes que recomiendan establecer nuevos gravámenes en el sector turístico que pueden servir para compensar a las personas y espacios afectados por el turismo y para invertir en infraestructuras para los visitantes», ha dicho Espasa.

En la sesión también han participado el presidente de la Asociación Profesional de Técnicos Tributarios de Catalunya y Baleares (APTTCB), Joan Cortecans, y el adjunto a la Dirección de la Agencia Tributaria de Catalunya, Joaquim Martí.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído