Digital McKensey se presenta en España para impulsar el crecimiento y reinvención digital de las empresas

La iniciativa Digital McKinsey se ha presentado en España con el objetivo de impulsar el crecimiento de las empresas a través de la reinvención digital, en un momento en el que la digitalización, el big data, la industria 4.0 y el Advanced Analytics están transformando los negocios en todo el mundo.

Estas tendencias se están convirtiendo en la prioridad de los consejeros delegados de las compañías, y es precisamente esta inquietud a la que responde Digital McKinsey, cuya propuesta incluye el desarrollo de un ecosistema innovador que integra las capacidades y expertise propio de McKinsey con las adquisiciones y colaboraciones con socios estratégicos en la transformación digital.

La misión principal de la firma, que este año cumple 40 años en España, es la de identificar las nuevas vías para captar valor de las organizaciones, trazando para ello estrategias digitales de crecimiento y desarrollando nuevas capacidades digitales.

En este sentido, Digital McKinsey cuenta con un completo ecosistema digital en el que participan más de 2.000 expertos digitales, 800 científicos de datos y 250 diseñadores que, junto a toda la experiencia y herramientas de McKinsey a nivel global, se ponen a disposición de las empresas españolas para responder a sus necesidades de transformación digital.

Para dar cuenta de su expertise, la firma recuerda en un comunicado que en los últimos años se han realizado más de 6.700 proyectos de digital engagement, así como 100 proyectos integrales de transformación digital.

Además de estos expertos, Digital McKinsey cuenta con 5 centros de innovación digital llamados Digital Capabilities Centers y hasta 15 centros de excelencia global que abarcan los aspectos más relevantes de la transformación digital, en los cuales desarrolla, prototipa e implementa los proyectos de transformación digital desde la perspectiva de Design Thinking, la metodología centrada en el usuario.

LO DIGITAL, EN EL «NUCLEO DE LOS NEGOCIOS».

«La transformación digital es actualmente la prioridad más importante para los CEOs en todo el mundo, ya que afecta al núcleo de sus negocios, y necesita de una nueva propuesta de enfoque integrado y centrado en la resolución de problemas digitales a los que se enfrentan las compañías», afirma el presidente de McKinsey Iberia, Alejandro Beltrán.

Para desarrollar nuevas estrategias, metodologías y herramientas que ayuden a las compañías a construir capacidades, servicios y productos, Digital McKinsey cuenta además con un ecosistema único de 300 partners estratégicos que complementan la visión de estrategia a la acción de la firma y una inversión anual de más de 500 millones de dólares (unos 450 millones de euros) en adquisición de nuevos conocimientos y capacidades.

«Al igual que cambian las empresas, McKinsey también ha cambiado para seguir aportando valor a los CEOs, por eso Digital McKinsey es parte de la respuesta a ese cambio. Queremos ayudar a cualquier compañía a crear valor a través de la reinvención digital y para eso vamos a enfocarnos a los sectores de banca, telecomunicaciones, salud y seguros, consumidor y retail y viajes», concluye Beltrán.

DE LA MANO DE GRANDES CORPORACIONES.

La compañía ya ha trabajado a nivel global con nueve de las quince mayores empresas de internet, siete de las diez empresas tecnológicas, seis de las diez compañías de automóviles y siete de los diez bancos, entre otros sectores.

Lo ha hecho construyendo las capacidades desde la visión 360º, explica la firma. Digital Labs y Advanced Analytics Digital McKinsey cuentan con un expertise de 360º en áreas de transformación, incluyendo desde estrategia digital y operaciones, RPA e inteligencia artificial, hasta marketing digital y costumer experience.

A través de Digital Labs -laboratorios de innovación digital- la firma ayuda a desarrollar, dentro de las empresas, las capacidades necesarias para impulsar la transformación a largo plazo, convirtiendo las ideas en soluciones.

TRANSFORMAR «DESDE EL ADN».

«El mayor reto de las organizaciones hoy en día radica en integrar la transformación desde su ADN, por ello nuestra apuesta es la de reinvención digital a través del aprendizaje e integración de nuevas formas, metodologías y capacidades», señala Luis Ferrándiz, socio responsable de Digital McKinsey Iberia.

La adquisición de nuevas capacidades digitales ayuda a las compañías a incrementar hasta un 5% su productividad, aumentar un 50% el time to market y un 85% la capacidad de predicción, según datos de Digital McKinsey.

«Nuestro enfoque es el de aplicar Design Thinking -metodología que parte del centro de gravedad de cualquier compañía hoy en día-, para construir los cimientos de reinvención digital basados en la solidez e innovación, que abarquen desde la propia transformación de visión del cliente, reinvención end-to-end con integración de capacidades 4.0, Advanced Analytics, infraestructuras y arquitecturas organizacionales de nueva generación o transformación cultural basada en agilidad y el desarrollo de partnerships. Se trata, en definitiva, de convertir las estructuras tradicionales de las empresas en auténticos ecosistemas», añade Ferrándiz.

LOS DATOS GENERAN VALOR.

La propuesta de valor de Digital McKinsey pone también un importante foco en los datos como generadores de valor para las compañías. En este sentido y gracias a Advanced Analytics, la firma ayuda a convertir los datos en herramientas más eficaces para entender las necesidades del consumidor y traducir los datos en decisiones de gestión e innovación empresarial.

Más de 2.000 proyectos de análisis de datos desarrollados por la firma a nivel global han permitido optimizar el riesgo de crédito en operaciones bursátiles, conocer y analizar las tendencias de los mercados financieros u optimizar la organización de sistemas sanitarios.

Para Gloria Macías-Lizaso, socia responsable de Advanced Analytics, «con la proliferación masiva de datos generados y el aumento de la capacidad de computación, las nuevas técnicas algorítmicas llegan a niveles de predicción que permiten su aplicación a todas las áreas del negocio.

«Las organizaciones que logran desarrollar estas capacidades, ajustan mejor los precios, retienen mejor a sus clientes o planifican mejor sus compras a proveedores. Se trata de adquirir una nueva ventaja competitiva gracias al tratamiento de datos adecuado», afirma.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído