Hacienda dice que no se puede vulnerar «bajo ningún concepto» el derecho a la intimidad de los ‘amnistiados’

El secretario de Estado de Hacienda y presidente de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), José Enrique Fernández de Moya, ha recordado este jueves que la Ley General Tributaria establece que no se puede vulnerar «bajo ningún concepto» el derecho a la intimidad y que la normativa fija el deber de sigilo respecto a las actuaciones inspectoras por parte de la Agencia Tributaria.

Así lo ha señalado en una entrevista en Espejo Público de Antena 3 recogida por Europa Press, al ser preguntado sobre si Hacienda prevé publicar la lista de acogidos a la Declaración Tributaria Especial (DTE) de 2012 y sobre las palabras del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en las que aseguraba ayer que había más miembros del PSOE acogidos a esa regularización que del PP, en el que solo se da un caso.

Fernández de Moya ha recordado que en el artículo 95 de la Ley General Tributaria se pone en valor respecto a los datos reservados con la AEAT que no se puede vulnerar «bajo ningún concepto» el derecho a la intimidad, teniendo como referencia además la Ley orgánica de protección de datos.

«La normativa tributaria y el ordenamiento interno establece un deber de sigilo respecto a las actuaciones inspectoras por parte de la AEAT», ha remarcado Fernández de Moya, quien ha reiterado que la normativa establece «claramente» que los datos reservados con trascendencia tributaria no pueden ver la luz.

Además, ha dicho desconocer que haya ninguna iniciativa legislativa registrada en el Parlamento por parte de ningún grupo parlamentario para publicar la lista de acogidos a la amnistía fiscal de 2012.

JUGADORES DE FUTBOL

Preguntado sobre la intención del jugador del Real Madrid Cristiano Ronaldo de pagar los 14,8 millones de euros que la Fiscalía le acusa de haber defraudado entre 2001 y 2014, ha señalado que ni «quiere» ni «puede» ni «debe» conocer la situación de un contribuyente concreto porque hay una normativa interna que le vincula a respetar el derecho a la intimidad y la protección de datos.

«Dejemos que actúen los tribunales. Hay una presunción de inocencia que es un derecho fundamental recogido en la Constitución y la Administración Tributaria, formada por excelentes profesionales, lleven a cabo inspecciones tributarias que consideren oportunas», ha añadido.

Respecto al endurecimiento del criterio de los derechos de imagen en 2014 y las peticiones realizadas por algunos futbolistas para clarificar el criterio, ha recalcado que cuando la AEAT actúa y hay procedimientos de inspección abiertos es porque se tienen «muy claros» los criterios.

Ha dicho entender que casos como el de Cristiano Ronaldo llamen «poderosamente la atención» por el impacto social que tienen al tratarse de personas con rentas muy superiores a las del resto de contribuyentes, si bien ha reiterado que en Hacienda tienen «muy claros» los criterios. «Respetemos los tribunales, la AEAT y la presunción de inocencia afecte a quien afecte», ha agregado.

DEFIENDE LA REGULARIZACION DE 2012

En cualquier caso, Fernández de Moya ha recordado, al igual que hizo ayer Montoro durante su comparecencia en el Congreso para explicar la sentencia del Tribunal Constitucional que declaró inconstitucional la regularización de 2012, que el PSOE fue el que aprobó dos amnistías fiscales en los años 1984 y 1991.

En este sentido, ha apuntado que en 1984 el PSOE permitió para los que tenían rentas y patrimonios fuera de España llevar a cabo la compra de pagarés del Tesoro sin que tuviera ningún tipo de responsabilidad fiscal y preservando el anonimato, al tiempo que en 1991 permitió también la compra de deuda pública con dinero negro a un tipo de interés inferior al del mercado que «no sirvió para nada, porque al año siguiente subieron el IVA».

«Eso son amnistías fiscales, nosotros en una situación de emergencia nacional al borde del rescate hemos puesto en marcha una declaración tributaria especial», ha puntualizado Fernández de Moya, quien ha defendido la media por la caída de 70.000 millones en la previsión de ingresos entre 2007 y 2009 y porque ha permitido aflorar en actividades económicas y patrimoniales 40.000 millones que han supuesto unos ingresos para las arcas públicas de 1.200 millones.

De hecho, ha afirmado que el importe recaudado hasta la fecha como consecuencia de las actuaciones inspectoras y de la DTE representa el 90% de lo que España destina al pago de dependencia.

A pesar de que ha reconocido que se falló en la estimación de ingresos al preverse el doble de recaudación, ha enfatizado que «antes se ingresaban 0 euros y ahora 1.200 millones» y «los que no habían declarado ni un solo euro ahora tributan por IRPF, Sociedades, plusvalía, Patrimonio, IVA e Impuestos Especiales», si bien ha mostrado su «máximo» respeto a la sentencia del TC que muestra un fallo en la «forma» pero sin consecuencias para las declaraciones realizadas.

EVALUARA EL IMPACTO DEL IMPUESTO DE CATALUÑA A LAS BEBIDAS AZUCARADAS

El secretario de Estado de Hacienda ha afirmado que «no hace falta llevar a cabo ningún tipo de subida de impuestos» ni la creación de nuevas figuras tributarias, incluyendo la que se preveía hace unos meses respecto a un nuevo tributo para las bebidas azucaradas.

De hecho, Fernández de Moya ha indicado que Hacienda evaluará el impacto de la creación de ese tributo en Cataluña tras haber recibido peticiones desde el sector.

Sobre una posible bajada de impuestos, ha recordado que el Gobierno de Mariano Rajoy bajó en 2015 y 2016 los impuestos de la Renta y de Sociedades, lo que supuso 12.300 millones y «la mayor bajada impositiva en la historia de la democracia».

No obstante, ha aseverado que «en el momento en el que se pueda, teniendo en cuenta la situación de crecimiento, generación de empleo y reducción de déficit, lo siguiente que acometeremos será nuevamente bajar los impuestos».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído