Iberdrola suscribe un acuerdo con el centro de estudios MIT para impulsar la innovación en energías limpias

Iberdrola ha firmado un acuerdo de colaboración con el centro de estudios del Massachusetts Institute of Technology (MIT) por el que realizará una aportación de 10,3 millones de dólares (unos 9,2 millones de euros) durante cinco años con el objetivo de impulsar la innovación en el ámbito de las energías limpias, informó la compañía.

El acuerdo ha sido suscrito por el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y el presidente del MIT, Rafael Reif, en un acto en el campus del centro universitario en Boston (Estados Unidos).

Galán destacó que Iberdrola constituye «el ejemplo perfecto» del potencial del sector eléctrico y el MIT, universidad considerada una de las mejores incubadoras de ideas del mundo, «es el socio idóneo para desarrollar las tecnologías y soluciones que permitan una transición hacia la energía limpia del futuro».

Por su parte, Reif subrayó que la unión de la excelencia investigadora del MIT con la apuesta de Iberdrola por la energía limpia «brinda una gran oportunidad para contribuir de forma eficaz a la lucha contra el cambio climático».

El acuerdo se centra en la innovación energética y medioambiental, la formación de empleados de la compañía y el desarrollo de las habilidades y aptitudes de los estudiantes en el ámbito del emprendimiento.

Así, la iniciativa se estructura en tres ejes que cubren todas las áreas del programa de universidades de Iberdrola: cátedra, proyectos de innovación, formación a estudiantes y a empleados y emprendimiento y talento.

La energética ha colaborado históricamente con el prestigioso MIT en iniciativas relacionadas con la investigación. En ese contexto, destaca la elaboración de un estudio sobre las claves de la empresa eléctrica del futuro, en el que también participó la Universidad Pontificia Comillas.

Bajo el lema ‘Utility of the Future’, dicho estudio presenta un escenario energético en evolución donde la descarbonización, las medidas para mitigar el cambio climático, las nuevas tecnologías, la digitalización y el avance en las energías renovables, así como el almacenamiento, van a seguir marcando cambios tanto en la regulación del sector como en el consumo, más flexible y eficiente, de la energía.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído