Economía
Borrell YT

El actual ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, está siendo investigado por La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) desde 2016,  por el uso de información privilegiada en su etapa como consejero en Abengoa, según recoge Juanan Jiménez en okdiario.

De esta forma, el expediente abierto por la CNMV a Borrell se remonta al año 2016. En ese momento, el ahora ministro socialista, era consejero de Abengoa y la Comisión sospecha que Borrell y otros consejeros pudieron acceder a información relevante sobre la eléctrica sevillana para realizar operaciones de trading, justo antes del desplome el valor en Bolsa, según publica lainformación.com.

Lo cierto es que el propio entorno del ministro ha reconocido la existencia del expediente aunque han intentado quitar importancia al mismo al tratarse, según las mismas fuentes, de una cantidad muy pequeña: 10.000 euros.

El actual ministro de Asuntos Exteriores de Sánchez, se convirtió en miembro del Consejo de Administración de Abengoa en 2009, después de dejar el Parlamento Europeo, por lo que vivió los peores momentos de la compañía sevillana. Desde entonces ocupaba un puesto en el Consejo de Abengoa; un Consejo que en junio de 2015 aseguraba tener unos beneficios de 72 millones de euros y, seis meses después, tras el preconcurso de acreedores, declaró unas pérdidas de 1.343 millones. El 14 de noviembre de 2016 Borrell abandonó el Consejo de Abengoa para retomar su carrera política.

No cabe duda que la polémica gestión de Abengoa ha supuesto un terremoto político y económico por el calamitoso estado de las cuentas de la compañía.

Hay que destacar que el consejo del 23 de septiembre de 2015 es cuando se despide oficialmente a Felipe Benjumea, según la familia, "para que Abengoa reciba la ampliación de capital, que nunca percibió". Es entonces, cuando el ya ex presidente de Abengoa recibió la indemnización de 11,3 millones de euros, que le ha llevado a ser investigado en la Audiencia Nacional por un presunto delito de administración desleal junto a otros 4 altos cargos de la compañía sevillana.

Por su parte, la familia de Benjumea defiende su gestión y el estado saneado de la empresa, en el momento de su caída: "Es pública y notoria cómo ha sido la gestión de Felipe Benjumea como presidente de la compañía durante casi 25 años. Cuando llegó a la presidencia, la empresa era muy pequeña y facturaba 274 millones de euros. El año antes de su marcha, Abengoa convertida en una multinacional facturó 7.200 millones de euros, es decir, la había multiplicado por 26. El dividendo lo multiplicó por 29, pasando de 3 a 90 céntimos de euro".

"Abengoa contaba con 3.000 millones de fondos propios. Fue la compañía más auditada de España en 2015"

Igualmente, el entorno de Benjumea también recuerda que cuando le echaron "la facturación ascendía a 5.500 millones de euros y que hubiera pasado de los 7.500 millones al final de 2015. La empresa iba bien, estaba saneada, no tenía ningún problema. Sólo le faltaba liquidez en el momento que pidieron la ampliación de capital. Contaba con 3.000 millones de fondos propios, había sido la compañía más auditada de toda España en 2015. Ahí están las cuentas".

En este sentido, recuerdan cómo afectó a la compañía la situación economía mundial y las decisiones que adoptó el Gobierno español: "El momento actual no era bueno por la bajada del petróleo, la crisis de Brasil de 2014-15 , y la reforma eléctrica del gobierno de 2013 que tanto afectó a Abengoa con un recorte de 1.500 millones de euros".