Consejos para sobrevivir en la jungla urbana

La Guardia Civil te revela lo que nunca debes hacer en un cajero si no quieres perder tu dinero

Si vais a sacar dinero al cajero automático y el aparato no os da los billetes, no os marchéis

La Guardia Civil te revela lo que nunca debes hacer en un cajero si no quieres perder tu dinero
Cajero Twitter

El refrán “nunca os acostaréis sin saber algo nuevo” parece que lo dijo alguien que sabía lo que se nos venía encima con la llegada de Internet y las redes sociales.

Si no vivís en una cueva apartado del mundo, es imposible que no aprendáis tres o cuatro cosas nuevas cada día gracias a Twitter, Facebook, WhatsApp o Instagram. Una locura.

Por supuesto, hay información más útil que otra —el otro día os contamos de dónde venía la expresión “sudar como un cerdo”, algo que es interesante, pero práctico lo que se dice práctico…—. Por ejemplo, la Guardia Civil ha advertido a través de su cuenta de Twitter de lo que debemos hacer si el cajero automático que estamos utilizando no nos da el dinero que hemos sacado.

Según la advertencia, si vais a sacar dinero al cajero automático y el aparato no os da los billetes, no os marchéis:

Junto al consejo, publican una fotografía de una de las posibles manipulaciones que puede haberse hecho en el cajero para que en vez de expulsar, retenga los billetes. Un estafa por la cual el cliente cree que ha sido un error, y lo normal es que se marche… para que posteriormente el ladrón recoja el dinero del cajero —que no ha salido de la máquina, pero sí se ha retirado de la cuenta de la persona—.

No es la primera vez que la Guardia Civil advierte sobre una práctica de este tipo: hace poco hablaron de esta técnica del “lazo libanés”, que es cada vez más común en España.

Es tan simple como colocar una barra de pegamento en la ranura de extracción de los billetes de algún cajero; los billetes no llegan a salir porque se quedan enganchados, enrollados en la barra.

Para evitar caer en la estafa es necesario revisar lo mejor que se pueda el cajero antes de sacar el dinero, especialmente a ranura por la que tienen que salir los billetes.

Estos son otros detalles que nos deben hacer sospechar, según la Guardia Civil:

1. Frente falso: captura vuestra clave y el dinero.

2. Ranura para tarjeta voluminosa: puede ser la señal de que hay un skimmer, que se utiliza para duplicar bandas magnéticas de tarjetas de crédito.

3. Ranura floja o bloqueada: es probable que hayan puesto un “lazo libanés”, es decir, un dispositivo metálico en la bocana de la tarjeta para que ésta quede atrapada.

4. Teclado flojo: seguramente sea falso y esté leyendo vuestros tus datos.

5. Extraños alrededor: quizá estén presentando atención a lo que hacéis, esperando que en algún momento os distraigais.

VÍDEO DESTACADO: Así es «La siembra», el sucio método de robo que ya ha llegado a los cajeros españoles

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído