ES UN CHISTE PERO PODRÍA SER CIERTO

¿Todavía no has visto lo que le pasó a esta chica en una caja del Mercadona?

"La persona que estaba detrás de mí estaba en shock igual que yo"

¿Todavía no has visto lo que le pasó a esta chica en una caja del Mercadona?
Mercadona tuit Twitter

Las anécdotas relacionadas con Mercadona se multiplican cada día en las redes (Juan Roig, presidente de Mercadona, se cachondea del lenguaje progre: «Empresas y empresos»). Esta historia no es REAL pero bien podría haber sucedido en cualquier establecimiento de Mercadona.

Cynthia sólo quería pagar, pero vivió en Mercadona una situación tan extraña y con un final tan revelador que su historia se ha convertido en un verdadero fenómeno viral en redes (Juan Roig: «Si solo quisiéramos maximizar beneficio, en Mercadona nos tendríamos que dedicar a las drogas»).

Ha sido la usuaria bravestbea quien ha compartido el relato de la joven (Este queso de Mercadona de 3,9 euros ha sido elegido como uno de los mejores del mundo).

Ella lo había publicado a su vez en Facebook hace solo unos días. (Mercadona sacude un brutal ‘hachazo’ a la clienta que dijo que su fruta, su carne y su pescado «son de mala calidad»)

«Ayer estaba en el Mercadona. Estaba en la cola de pagar y se me cayeron 20 euros al suelo. La mujer delante de mí se agacha y los coge. Cuando voy a darle las gracias y estiro la mano para que me los dé, me dice «lo que se encuentra en el suelo es de quien se lo encuentra» y se fue andando». (La importante novedad de Mercadona que cambiará tu forma de llevar la compra)

Aquella situación ya habría puesto a prueba la paciencia de cualquiera, y Cynthia no fue menos, según recoge huffingtonpost.

Así prosigue su relato:

«Miré a la persona que estaba detrás de mí y estaba en shock igual que yo… le digo: «¿me has visto cara de cajero automático? ¡Dame mis 20 euros!» y la hijaputa se va andando».

No pensaba de darse por vencida, la protagonista de la historia siguió a su némesis hasta el aparcamiento del supermercado (La mentira sobre este producto de Mercadona que no te debes creer).

Allí el karma hizo su aparición para brindarle a Cynthia, a la mujer que se había quedado con sus 20 euros y al mundo una maravillosa lección.

Así lo cuenta:

«Cuando llegó a su coche puso sus bolsas en el suelo para abrir el maletero. En este punto yo ya estaba muy mosqueada, así que decidí seguir su estúpida regla de «lo que se encuentra en el suelo es de quien lo encuentra», cogí sus bolsas y me fui».

Finalmente, al llegar a su coche, Cynthia descubrió qué es lo que había en la compra de la mujer que quiso quedarse con sus 20 euros:

«Cuatro filetes de ternera, dos filetes de salmón, una buena selección de quesos, leche, huevos, tres latas de atún y, lo mejor, dos botellas de vino tinto. Pensé, wow, no está mal por 20 euros. Y aquí estoy tomándome una copita de vino a su salud».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído