El plan tiene como fin desarrollar un misil balístico de nueva generación para remplazar los obsoletos Minuteman III, que datan de la Guerra Fría

Boeing se planta e informa de que no competirá en un multimillonario programa de misiles del Pentágono

Boeing se planta e informa de que no competirá en un multimillonario programa de misiles del Pentágono
Boeing se planta e informa de que no competirá en un multimillonario programa de misiles del Pentágono RT

Se trata de un programa lanzado por la Fuerza Aérea de EE.UU. en 2017 con el fin de diseñar un nuevo tipo de misil balístico intercontinental que reemplazará a los obsoletos Minuteman III, que entraron en servicio hace 50 años. La multinacional Boeing se negó a competir como contratista principal del programa de renovación de misiles del Ejército de Estados Unidos, allanando el camino para que el conglomerado Northrop Grumman gane el proyecto, valuado en decenas de miles de millones de dólares, informa Reuters.

Ese mismo año, el Pentágono empezó a financiar a Boeing y Northrop Grumman para que desarrollen misiles competitivos para luego elegir la mejor oferta y negociar un precio justo.

«Negociación agresiva»
Este viernes 13 de diciembre fue la fecha límite para presentar los misiles. Boeing comunicó que estaba «decepcionado de no poder presentar una oferta», mientras que su oponente informó que sí lo había hecho. Por su parte, la Fuerza Aérea de EE.UU. ha emitido un comunicado en el que señaló que «procederá con una negociación agresiva y efectiva con un proveedor único», recoge Bloomberg, según recoge rt y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

La declaración de Boeing no causó mucha sorpresa. Ya en julio pasado, la presidenta ejecutiva de la unidad de Defensa, Espacio y Seguridad de la compañía, Leanne Caret, dirigió una nota al liderazgo de la Fuerza Aérea, explicando que la adquisición por Northrop Grumman de Orbital ATK —productor dominante de los motores de cohete que generalmente se utilizan en el Minuteman III y misiles similares— ponía en riesgo la competitividad de Boeing.

La Oficina de Evaluación de Programas y Estimación de Costos del Pentágono ha evaluado que la fabricación de un misil balístico intercontinental de próxima generación podría tener costo total de 85.000 millones de dólares.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído