Hasta ahora nadie habló de lo que estaba sucediendo en las empresas españolas

Hasta ahora nadie habló de lo que estaba sucediendo en las empresas españolas

Según la encuesta anual realizada por Facua – los premios “la peor compañía del año”, se pueden distinguir varios ‘favoritos’. Desde 2010, BBVA y Volkswagen han aparecido en el TOP tres veces; Endesa, Ryanair y Bankia – cuatro veces, Movistar y Vodafone aun siete veces. Hay un grupo de empresas que reciben la desaprobación de los consumidores de año para otro. Sin embargo, estas no son pymes o empresas de nueva creación que no pueden contratar a los profesionales adecuados. Esas compañías generan cientos de miles de empleos en los que trabajan cientos de miles de personas, entonces, ¿qué los hace evaluados aún tan negativamente?

Al tratar de descubrir el secreto de las grandes empresas que disfrutan de una fama tan poco halagadora entre los consumidores, debe buscar información en la fuente, que son los empleados. En Gowork.com, una plataforma para opinar anónimamente sobre puestos, empresas y supervisores (disponible para todos de forma gratuita), los empleados comparten sus observaciones respecto a las condiciones de trabajo, el ambiente y las ganancias. Ellos saben más sobre el funcionamiento interno del negocio. A pesar de la distinción desfavorable de ser la «peor compañía del año», en la plataforma puede ver que los usuarios no se desaniman e intentan buscar empleo en dichas empresas mediante la publicidad de sí mismos y los anuncios. Las grandes compañías pueden proporcionar puestos y condiciones de trabajo muy deseables, aunque tienen mala reputación entre los clientes.

Por qué los consumidores no están satisfechos

Vodafone se hizo la peor compañía del 2018 debido al incumplimiento de ofertas con las que capta los usuarios mediante llamadas telefónicas, cobros de servicios no solicitados, la negativa a tramitar solicitudes de baja para continuar enviando facturas y el cobro de mensualidades completas sin respetar las fechas de cancelaciones de los contratos. La escala de errores y su repetibilidad (estudio realizado entre 6,000 encuestados) sugiere que no se trata de situaciones excepcionales que a veces ocurren en todas las empresas.

Los empleadores a menudo obligan a los empleados a prácticas desleales para obtener la mayor cantidad de beneficios en efectivo. Pierden credibilidad y clientes, aprovechándose del miedo del personal a no perder su empleo. La plataforma Gowork.com gracias a la posibilidad de compartir información revela anónimamente a todos, tanto futuros empleados como consumidores, lo que está sucediendo detrás de la puerta cerrada. Aumentar los precios antes de la época de rebajas y luego bajarlos al precio inicial, limpiar la carne rancia en las carnicerías, meter las ofertas con trampas escritas con letra pequeña son solo algunas de las acciones impactantes que los empleados se ven obligados a hacer.

Hay que hablar de eso

No solo los proyectos o remuneraciones son confidenciales, sino sobre todo los trucos utilizados por las compañías para obtener mayores ganancias. Esto, sin embargo, no debería impedir que el empleado realice una evaluación sustantiva de las prácticas utilizadas en la empresa, especialmente aquellas que no son cien por ciento legales. Aunque eso es un tema tabú, muchos consumidores sentirán que no están siendo tratados de manera seria. Y si 15.924 empleados de Bankia (datos para 2018) quisieran compartir su opinión online, por ejemplo, a través de Gowork.com, sobre trabajar en una empresa determinada y en un puesto determinado, cuánto más fácil sería para las empresas sacar conclusiones, eliminar errores y responder a las necesidades.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído