La fiebre del sol: la especulación financiera en las energías renovables españolas

Sol
Sol Pixabay

Recientemente, España ha alcanzado la mayor potencia instalada en su historia gracias al boom de las energías renovables que representan 3000 MW de los 106 760 MW totales en lo que va del año.

Por los objetivos de descarbonización de Europa en general y de España en particular, es innegable que las energías limpias seguirán creciendo. Sin embargo, las peticiones de conexión ya superaron las magnitudes de potencia necesarias para alcanzar los objetivos de descarbonización.

Red Eléctrica de España (REE) se lanzó a reforzar el bloqueo masivo de nuevas renovables, con el fin de frenar la especulación financiera que viene creciendo en torno a esta industria en crecimiento. Esto tiene fundamento en que al menos dos de cada tres empresas solicitantes no cuentan con proyectos reales para respaldar sus pedidos. Estas empresas podrían estar buscando revender los permisos adquiridos para obtener un beneficio económico, sobre todo considerando que REE otorga los permisos gratuitamente.

Ya que se trata del organismo que gestiona las solicitudes de conexión a la red de alta tensión, la REE comenzó a filtrar masivamente estos proyectos de nuevas renovables tras una enorme demanda. Sin embargo, más que por una cuestión relacionada con las potenciales consecuencias de una burbuja financiera, desde el organismo explican que se trata de una limitación por cuestiones técnicas.

Sin embargo, adquirir permisos de conexión para la reventa está lejos de ser la única forma (o la más viable) para obtener beneficios con energías renovables. España aún tiene un potencial de desarrollo muy grande en energías renovables (sobre todo en eólica, solar y energías marinas), que no ha sido explotado. Por esto, muchos inversores deciden invertir en empresas dedicadas a las energías renovables. El broker digital eToro incluso ofrece un portfolio de energías renovables, donde sus usuarios pueden invertir en un grupo de empresas dedicadas a generar electricidad limpia. Las compañías incluidas no solo producen tecnología y energía para uso residencial, sino también industrial y comercial.

España, uno de los países con más sol al año

España, famoso por su clima soleado, es efectivamente uno de los países que reciben más horas de luz solar en el año. Sin embargo, tiene una capacidad de energía fotovoltaica que apenas supera los 5 Gw. Por otro lado, países como Alemania, que precisamente representan lo contrario, llegan a tener una capacidad anual de 43 Gw.

El modelo de autoconsumo de energía solar

El modelo de autoconsumo afectado por el «impuesto al sol» implica la instalación de paneles solares no solo en las viviendas, sino también en las empresas, fábricas y otros edificios. En los casos en los que la energía solar no fuera suficiente para las necesidades del sitio, una conexión a la red eléctrica podría suplir la diferencia. Por el contrario, la energía solar también puede resultar excedente, y este modelo incluye su aprovechamiento mediante la misma conexión al sistema eléctrico. También existe la opción de contar con baterías para almacenar el excedente eléctrico, lo que podría implicar un ahorro en las viviendas aún más grande. Devolver el excedente a la red tiene sus beneficios también, ya que actualmente las compañías están obligadas a compensar a los usuarios por el excedente en sus próximas facturas.

El gran ‘boom’ que se vio en las peticiones de conexión para nuevas empresas tiene origen, entre otras cosas, en la gran oportunidad de negocio en el autoconsumo que se disparó a partir de la entrada en vigor de un decreto ley que estimula esta modalidad de generación de energía eléctrica sostenible. A partir de esto, muchas empresas se asociaron con bancos para ofrecer a los potenciales clientes planes de financiación para instalar los caros sistemas fotovoltaicos de autoconsumo.

La expansión del autoconsumo, mediante la instalación de paneles solares en los tejados de las casas, podría suponer la instalación de hasta 400 Mw en España para fines de 2019. Para los consumidores, esta opción, impulsada hace un año por la eliminación del ‘impuesto al sol’, podría significar un ahorro de hasta un 45% del gasto de electricidad, tras una inversión inicial que actualmente ronda los 6.000 euros y que puede amortizarse aproximadamente tras unos siete años de uso.

Fuente: pixabay.com

Una breve historia del «impuesto al sol»

En 2015, mediante un decreto, se comenzó a cobrar a los usuarios de energía solar por estar conectados a la red eléctrica general (lo que es habitualmente necesario para compensar la diferencia entre la energía producida y la requerida por la vivienda o empresa). Sin embargo, en 2018, el Gobierno español dio de baja a este impuesto, conocido como «el impuesto al sol«, y redujo las facturas de electricidad, entre las más altas de Europa (en el lugar número 6 de la UE, según las estadísticas oficiales).

Entre otras cosas, estos elevados costes energéticos afectaban la competitividad de las empresas y la capacidad de consumo de la población en general. La solución fue poner freno al controversial impuesto a la energía solar que afectaba especialmente a los hogares y a las empresas pequeñas, con el objetivo de que fuera más fácil que los consumidores instalaran paneles para su autoconsumo.

En conclusión, se trata de un momento propicio para las energías renovables y quizá pronto llegue el día en que España pueda realmente sacar provecho de la inmensa cantidad de horas de luz solar que recibe cada año. Aún así, la especulación financiera que se habilita a partir de los mecanismos burocráticos y regulatorios podría ser nociva para la industria, sobre todo frente a la generación de una burbuja financiera. Por supuesto, hay quienes deciden invertir de forma tradicional, apostando por las empresas desarrolladoras y por una industria que, por la coyuntura política actual, no tiene más opción que seguir creciendo.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído