El emprendimiento venezolano es común en la diáspora que llegó a España

Hamburguesas: La historia venezolana detrás de las ‘burguers’ más famosas de España

Hamburguesas: La historia venezolana detrás de las 'burguers' más famosas de España
Hamburguesas PD

La gastronomía venezolana se ha esforzado durante los últimos años para posicionar algunos de sus platos más populares como son la arepa o los tequeños. Sin embargo, pocos imaginarían con el ‘boom’ de las hamburguesas gourmet que existe en España tiene su origen en justamente esa diáspora venezolana que apostó por el sector de la alimentación para comenzar una nueva vida y que, de a poco, transformaron la oferta gastronómica de las principales ciudades españolas.

Uno de los casos más reconocidos tiene por protagonista a Andoni Goicoechea (Caracas, 1987), fundador y presidente de Goiko. El joven venezolano aterrizó en España en 2012 como un inmigrante más que soñaba con abrirse paso en el mundo de la Medicina. Tras cursar la carrera en Caracas, obtuvo una plaza de médico residente en el Hospital Universitario de La Paz, en Madrid, en la planta de geriatría. A pesar de que se podría pensar de que ya había cumplido con el sueño de todo emigrante y tener una salida laboral viable, él demostró su pasión por el emprendimiento. Así que durante enero de 2013, con 50.000 euros que le prestó su padre y mucho arrojo, abrió un pequeño restaurante en la calle María de Molina.

A día de hoy cuenta con 78 locales repartidos por España –sin recurrir al modelo de franquicia– y más de 1.300 empleados. En junio de 2018, su buen hacer llamó la atención del fondo de capital riesgo L Catterton (brazo inversor de LMVH, Catterton y Groupe Arnault) y compró el 80% de Goiko por 120 millones de euros. Andoni retuvo el 20% restante y se mantiene al frente de la gestión.

Sin embargo, no es el único caso de éxito con la ‘marca Venezuela’. Juan Carlos Aoun (Caracas, 1963) es el fundador de Juanchi’s, con cinco locales en Madrid, uno en Miami, uno en Nueva York y tres en Caracas. Su idilio con este plato se remonta al año 1984, tras graduarse en la universidad. «Un primo mío es socio de McDonald’s Venezuela y me ofreció trabajar con ellos. Pasé por todos los puestos; operaciones, limpieza, cocinero, jefe de producción, jefe de compras y director. Me permitió formarme muy bien, pero yo siempre tuve en la sangre el ser emprendedor», declara a ABC.

En 1998, lanzó la marca Juanchi’s –el nombre hace honor a su hijo– y comenzó a trabajar con carritos de hamburguesas y perritos calientes en casas y en campos de fútbol y béisbol de Venezuela. «Recuerdo un concierto de Marc Anthony, JLo y otros artistas. Las colas eran de 150 personas. El producto se me acababa. Fue una locura». Esta gran acogida derivó en la apertura de 15 locales en Caracas. Con el tiempo fueron devorados por la situación sociopolítica y económica del país hasta que en 2015 la situación se hizo insostenible. «Era un estado de necesidad. Se desmoronó todo. Hubo que salir».

Emigró a Nueva York ante la mirada escéptica de su círculo. «Ir a burgerlandia, el lugar donde nace la hamburguesa, a vender hamburguesas era arriesgado. Y ahora pienso, si me hubiera venido para España… Cuando Goiko, a quien admiro, no había nacido yo ya vendía hamburguesas. Pero me fui a Nueva York y monté un local en Williamsburg. Hoy estamos en el número 1 de aceptación de todo Brooklyn». Tras inaugurar un local en Miami, finalmente el 30 de septiembre de 2018 abría el primer Juanchi’s en España, en la madrileña calle de Conde de Peñalver. «En un año abrimos cinco locales. Quiero seguir creciendo. Hemos venido a construir una cultura y un legado de lo que tiene que ser la hamburguesa. El venezolano no se rinde».

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído