El comité de empresa ha cursado una denuncia a la Inspección de Trabajo y esperan que la policía ayude a tomar las medidas de prevención sanitaria

Insurrección en la fábrica de Mercedes-Benz en Vitoria: empleados exigen el cierre por coronavirus

El coronavirus está generado una gran incertidumbre y miedo entre los empleados que no han logrado el teletrabajo. Así se ha reflejado en la planta de Mercedes-Benz en Vitoria, donde la plantilla reclama que la empresa no siguiera el ejemplo de sus competidores Nissan, Volkswagen Seat o Renault de cerrar sus fábricas en España. Unas medidas preventivas que también han llevado a Iveco a cerrar su fábrica de Madrid desde hoy «y hasta nuevo aviso».

Los sindicatos, reunidos de urgencia con la dirección, han denunciado que en taller no se pueden respetar las distancias mínimas para evitar contagios y que se comparten herramientas y han llamado al menos dos veces a la Ertzaintza para que haga uso de sus competencias excepcionales.

La paralización de la empresa supondrá un duro golpe económico para la región, ya que es la la principal empresa de Euskadi, ya que representa un cuarto del PIB alavés y un 5% del autonómico. Sin embargo, las cifras no han preocupado a los trabajadores, quienes han demostrado su indignación a través de aplausos y golpes, que posteriormente se ha acompañado con una sentada.

Igor Gebara, del sindicato ELA, ha denunciado ante los medios de comunicación que no se han desinfectado las áreas de contacto de la fábrica y que no hay materiales de protección para todos. Desde CCOO ha realizado una denuncia similar y ha animado a todo el personal a seguir presionando para corregir la decisión de abrir la empresa.

El comité de empresa ha cursado una denuncia a la Inspección de Trabajo y, según indica Gebara, confía en que la Policía tome cartas en el asunto.

En Mercedes-Benz, según datos del pasado viernes, hay una persona contagiada y 23 más en cuarentena.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído