CRÓNICA GLOBAL

Cultura, medioambiente y acción social, los tres objetivos de la Fundación Banco Santander

La Fundación Banco Santander invirtió el año pasado 7,5 millones de euros en proyectos culturales, de acción social, medio ambiente e investigación. Una labor que refuerza la vocación del grupo financiero de contribuir al progreso y ser un banco responsable.

Cultura, medioambiente y acción social, los tres objetivos de la Fundación Banco Santander

Mecenazgo cultural, recuperación de la memoria en el arte, la literatura y la historia, preservación del medio ambiente, iniciativas de acción social, programas de investigación que sirven de puente entre el mundo humanístico y el científico… Estas son algunas de las tareas que desarrolla Fundación Banco Santander (FBS) con el objetivo de apoyar la construcción de una sociedad más equitativa, inclusiva y sostenible. “Somos conscientes del impacto que pueden tener nuestras actividades en la vida de las personas y por ese motivo renovamos, año a año, nuestro compromiso con la sociedad llevando a cabo una intensa labor centrada en tres áreas de actuación: cultura, medioambiente y acción social”, señala Rodrigo Echenique, que el año pasado asumió la presidencia de esta institución después de casi veinte años como miembro del patronato.

A través de la Fundación, Banco Santander refuerza su compromiso con la sociedad y avanza en su objetivo de ser un banco responsable, un concepto que se ha convertido en seña de identidad del grupo. Ana Botín, presidenta de la entidad, resume así este reto: «Si cumplimos con nuestra misión de contribuir al progreso de las personas y de las empresas, no solo crecemos como negocio, sino que ayudamos a la sociedad a afrontar los principales desafíos globales. El progreso económico y el social van de la mano. El valor que creamos debe traducirse en beneficio de todos. Las empresas que alinean sus objetivos con las metas a largo plazo de la sociedad son las que más aportan a la sociedad.»

La Fundación ha publicado recientemente la Memoria de Actividades 2019, donde ofrece una visión detallada de todas las actividades que realiza. Del total de la inversión destinada el año pasado (7,5 millones de euros), más de 4,9 millones tuvieron como fin el fomento de la cultura, “una herramienta para entender el mundo que nos rodea”. En este apartado destacan:

  • Apoyo al arte, con diez exposiciones organizadas y cerca de medio millón de visitantes, además de la Colección Banco Santander que exhibe sus principales piezas en la sala de arte de la Ciudad Financiera del banco en Boadilla del Monte. Además, desarrolla una labor de mecenazgo educativo que, en colaboración con otras instituciones, busca acercar el arte contemporáneo a una diversidad de públicos desde una perspectiva inclusiva y accesible. El año pasado, 36.038 personas participaron en los proyectos educativos organizados o patrocinados por la Fundación. Entre ellos, la colaboración con el área de educación del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía para el lanzamiento de Gira, un nuevo programa que entiende los museos como laboratorios de innovación educativa. También impulsa la producción artística, con iniciativas como Derivada, que pretende apoyar a la mujer en la esfera artística y descubrir el trabajo de creadoras influidas por conceptos o teorías científicas; o el Premio a la Producción Artística que, junto con Open Studio, ayuda a dar visibilidad a jóvenes creadores. Otra de las ramas es el patrocinio del coleccionismo, apoyando programas de las ferias Arcomadrid o Estampa, ambas referencias para el galerismo, el coleccionismo y el mercado del arte contemporáneo en España. Y la colaboración con museos como la Fundación de Amigos del Museo del Prado, Amigos del Museo Thyssen-Bornemisza, ARTIUM-Centro Museo Vasco de Arte Contemporáneo o el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC).
  • Música. Desde hace veintiocho años FBS forma parte de los proyectos artísticos y pedagógicos de la Fundación Albéniz, entidad dedicada a la cultura y la educación musical. Así, es titular de la Cátedra de Piano de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, que forma a futuros talentos y ofrece una media de 60 conciertos públicos anuales entre recitales, música de cámara y conciertos docentes: 164 alumnos de 35 nacionalidades recibieron formación en este centro internacional. Con el objetivo de acercar la música a todos los públicos e inculcar el gusto por este arte entre los más jóvenes, impulsa programas como Conciertos para escolares; es mecenas de las funciones populares que ofrece el Gran Teatre del Liceu de Barcelona y de la temporada artística del Teatro Real de Madrid; y apoya el proyecto educativo y artístico de la Escola Coral del Orfeó Català o del Orfeón Donostiarra, una de las agrupaciones amateur más importante del panorama coral europeo.
  • Literatura. La Fundación publica la Colección Obra Fundamental con el propósito de recuperar a aquellos escritores contemporáneos en lengua castellana que muestran un perfil humanista y que, por diversas razones, han sido relegados al olvido. Esta colección editó el año pasado siete libros, entre los que se encuentran los artículos literarios de Clara Campoamor reunidos en “Del amor y otras pasiones”, la recopilación de ensayos breves de Cristóbal Serra en “El aire de los libros” o la antología de poemas y artículos periodísticos de Ana María Martínez Sagi en “La Voz sola”. Además, en colaboración con la Universidad de Exeter y la Universidad de Barcelona, puso en marcha en 2019 Cartasvivas, una iniciativa audiovisual que aúna cine, literatura e investigación histórica y recupera la memoria de mujeres que vivieron activamente el contexto social o cultural del siglo XX en España y Latinoamérica.

Pero además de esta vocación cultural y artística, Fundación Banco Santander desarrolla distintas iniciativas sociales, medioambientales y de apoyo a la investigación científica. En el apartado acción social, al que destinó cerca de 1,3 millones de euros, destacan tres programas, a los que esperan sumar este año un nuevo proyecto de cooperación para el desarrollo enfocado en potenciar el emprendimiento de las mujeres en África.

Santander Emplea Cultura, lanzado en 2014 para facilitar la inserción laboral de los jóvenes con empleo de calidad y ayudar a crecer de forma sostenible a las organizaciones del sector cultural. Desde el año pasado organiza dos ediciones anuales. En cada una de ellas, se dota a las diez organizaciones seleccionadas de 18.000 euros para contratar a un nuevo empleado. Cinco de ellas podrán permanecer un segundo año en el programa y recibir otros 9.000 euros para consolidar el crecimiento de su estructura.

Santander Ayuda, para colaborar con entidades sin ánimo de lucro en el desarrollo de proyectos sociales de ámbito local. Cada año se realizan cuatro convocatorias, que permiten que 80 organizaciones de todo el territorio español se beneficien al recibir un total de 400.000 euros destinados a adquirir equipamientos, mejorar infraestructuras y cubrir las necesidades básicas de los beneficiarios. En 2019, las personas beneficiadas por el programa Santander Ayuda fueron más de 30.000. De los 80 proyectos seleccionados, 16 estaban destinados a la lucha contra la exclusión social, 42 a la integración de personas con discapacidad,10 a la promoción de la autonomía de mayores y 12 a la mejora de la calidad de vida de los enfermos graves. Recientemente ha publicado las 40 entidades seleccionadas en la 18º edición.

Por último, Santander Social Tech, un innovador proyecto que nació el año pasado y que pretende impulsar la digitalización de las organizaciones sociales para que puedan aumentar el impacto y la eficiencia de sus acciones. El programa consta de tres fases: formación y asesoría gratuitas, concesión de ayudas económicas y reconocimientos. En la primera edición se realizaron once talleres en diferentes ciudades españolas en los que participaron 135 personas de 85 organizaciones.

Recuperación del patrimonio natural e investigación

La recuperación del patrimonio natural y medioambiental es otro de los pilares de Fundación Banco Santander. Junto con diversas asociaciones dedicadas a la protección de la naturaleza, ha puesto en marcha en los últimos años veintisiete programas de rehabilitación de ecosistemas degradados y de conservación de especies animales y vegetales en peligro de extinción por toda la geografía española. Una labor que se complementa con la organización de campañas, talleres y charlas dirigidas a fomentar la educación e involucrar a la sociedad en la protección del medioambiente. Cada año se van sumando nuevos proyectos.

En 2019 ha sumado tres nuevos proyectos: la conservación de la cigüeña negra, en Salamanca y Cáceres, de la mano de la Fundación Naturaleza y Hombre; la restauración de hábitat del Urogallo, en la comarca de Omaña (León) junto a FAPAS; y en la conservación de zonas húmedas de la Comunidad de Madrid, una iniciativa desarrollada por GREFA. “Nuestro compromiso en la lucha contra el cambio climático se refleja en un ambicioso programa dedicado a preservar el medioambiente, que llevamos a cabo en colaboración con entidades especializadas en recuperar espacios naturales degradados y conservar la biodiversidad”, afirma Echenique.

La vocación por la ciencia y la investigación se concreta en proyectos como el Programa posdoctoral Fundación Banco Santander-CNIO. Estas becas permiten que jóvenes científicos procedentes de instituciones de prestigio de Reino Unido y Estados Unidos colaboren en el área de oncología del Centro Nacional de Investigaciones Científicas, lo que supone atraer el mejor talento internacional, compartir conocimientos e impulsar la investigación y la colaboración científica para luchar contra el cáncer en nuestro país. La inscripción para la nueva edición de este programa estará abierta hasta el próximo 10 de julio y está previsto que la beca comience a finales de este año.

Desde 2013 se han formado en el CNIO más de 1.400 estudiantes de distintos niveles, desde predoctorales hasta másteres y post-doctorales. “El CNIO está comprometido con la formación de la siguiente generación de investigadores, a los que ofrece formación de excelencia en un entorno internacional, con la exigencia -y las recompensas- de la ciencia de vanguardia. Los investigadores aportan sus ideas, su frescura y su energía”, afirman desde este centro. También de la mano del CNIO, FBS puso en marcha el Programa CNInnOtrain, que alterna la formación presencial y online con el apoyo de la IE Business School y busca fomentar el emprendimiento entre los jóvenes científicos.

Anualmente, esta Fundación y la Sociedad de Científicos Españoles en Reino Unido convocan y conceden el Premio Talento Emergente SRUK/CERU, que reconoce la trayectoria de un joven investigador menor de 40 años que haya desarrollado su labor en Reino Unido al menos durante tres años. El año pasado, en la cuarta edición, el premio fue concedido al doctor Marc Vendrell (Barcelona, 1979), investigador de la Universidad de Edimburgo, por su trabajo en el campo de la química sintética, la biología celular y la imagen molecular que ha logrado mejorar el diagnóstico de diversas enfermedades oncológicas y autoinmunes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído