Maniobras en la oscuridad

Ridículo de la Fiscalía dependiente del Gobierno acusando a Iberdrola de beneficiarse hace 7 años cuando en realidad fue perjudicada

La Fiscalía otorga “relevancia penal” a una discrepancia administrativa habitual que ni la propia CNMC observa como tal

Pedro Sánchez (PSOE) y sus mentiras con la electricidad
Pedro Sánchez (PSOE) y sus mentiras con la electricidad. PD

El Gobierno Sánchez no ha alterado su hoja de ruta electoral, si acaso la ha acelerado: propaganda para la opinión pública y Fiscalía Anticorrupción para los adversarios, especialmente las empresas energéticas.

La tensión económica producida por la invasión de Ucrania y la política por el “latigazo electoral” del PSOE en Andalucía ha llevado al Gobierno a mover ficha en sus principales terminales de poder: la Fiscalía y los medios amigos, cada vez menos influyentes y más sumisos.

El sábado, el socialista Pedro Sánchez editó en un Çonsejo de Ministros extraordinario su segundo” manual de resistencia”, consistente en identificar a sus adversarios, “la casta económica”, en lenguaje propio del vicepresidente con el que nunca dormiría tranquilo, y “los nuestros de la urna”, la pobre sociedad en su conjunto.

Lo hizo para justificar una pedrea de pequeñas ayudas y para anunciar el “diseño” de un texto legal con el articular un nuevo impuesto a las empresas energéticas y con carácter retroactivo: un sindios legal.

En su análisis maniqueo cabe destacar un pequeño olvido; el del casi ese 50 de los “nuestros” andaluces que dieron la espalda al candidato “pedrista” en Andalucía.

Se consumó la broma de las tabernas: finalmente Espada no pasó de cuchillo.

Y es que mientras que el Gobierno socialcomunista no organice un catálogo de “Indras”, empresas fieles a la orden del Gobierno o una tabla Excel de empresas que manifiesten “pérdidas extraordinarias” para tirar de la economía, el Gobierno buscará un listado intencionado de empresas a las que penalizar.

Las grandes energéticas están en el punto de mira. Se trata del viejo” España nos roba” catalán. pero en renovado lenguaje cañí.

Una de las compañías a las que al gobierno más le pone es Iberdrola. La única “dificultad” sufrida recientemente para el Gobierno ha sido la desimputación de su presidente, del que el Juez Castellón ordenó un “sobreseimiento libre”, por más que Florentino Pérez ha puesto en este caso más empeño que en el fichaje de Mbappé.

Pero como cuando se cierra una puerta otra queda entreabierta, la Fiscalía Anticorrupción solicitó ayer la apertura de juicio oral ante el juzgado de lo penal de la Audiencia Nacional. Otra vez, Iberdrola a paseo.

Lo comunicó ayer a través de los medios, aunque en la compañía dicen no tener conocimiento formal de dicha notificación. Creen en la eléctrica que, una vez más, se trata de hacer ruido, antes que justicia.

El auto del Juez y el escrito del Fiscal se limita a reproducir pasajes de una resolución sancionadora de la CNMC de noviembre de 2015. En el fondo se trata de discrepancias administrativas sin relevancia penal, según los eléctricos. De ser así, la propia CNMC hubiera elevado sus diferencias al terreno delictivo.

Por cierto, es llamativo que en este caso, las discrepancias de la CNMC tienen que ver con el no desembalse de aguas, como consecuencia de la sequía. En el manual de resistencia de las compañías hidroeléctricas tienen que hacerse a la idea de que tanto desembalsar aguar como no hacerlo puede ser objeto de las críticas. Si desembalsas, ganas. Si no desembalsas, también. Vaya paradoja.

Sea como fuere, se avecina un otoño caliente en lo social, lo económico y lo político. En este último caso, el Gobierno saldrá del paso con naturalidad taurina: demagogia y Fiscalía. Eso sí; llamadas al ahorro como han hecho en Alemania, Francia o Inglaterra, cero…

A gastar luz, que pagan los ricos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído