Bruselas pide a España que concrete nuevas medidas de ajuste para 2011 por valor del 1,75% del PIB

Los nuevos objetivos de déficit que se ha fijado el Gobierno (9,3% del PIB en 2010 y 6% en 2011) son «adecuadamente ambiciosos»

BRUSELAS, 15 (OTR/PRESS)

La Comisión Europea avaló las medidas de ajuste aprobadas por España para reducir el déficit público este año, pero pidió al Gobierno que concrete en los presupuestos de 2011 nuevas medidas de recorte del gasto por valor del 1,75% del PIB para lograr el objetivo de reducir el déficit hasta el 6% en 2011. El Ejecutivo comunitario publicó finalmente este martes su evaluación detallada del plan de ajuste español. Su conclusión es que los nuevos objetivos de déficit que se ha fijado el Gobierno (9,3% del PIB en 2010 y 6% en 2011) son «adecuadamente ambiciosos e implican una consolidación fiscal sustancial».

«Para 2010, no se necesitarán medidas adicionales» de ajuste. Pero los planes anunciados hasta ahora por el Gobierno para pasar del 9,3% en 2010 al 6% en 2011 se quedan cortos y «podrían no ser suficientes», alertó la Comisión, que se basa en sus propias proyecciones económicas y en el impacto que el ajuste tendrá sobre el crecimiento.

Por ello, el Ejecutivo comunitario reclamó a España que incluya en los presupuestos de 2011 nuevas medidas de recorte del gasto por valor del 1,75% del PIB. Parte de esta consolidación se logrará con el techo de gasto anunciado por el Gobierno el pasado 28 de mayo, que supondrá una reducción del déficit del 1%. «No obstante, las medidas individuales para lograr este objetivo todavía deben especificarse», avisó el Ejecutivo comunitario.

Pero incluso más allá del techo de gasto, España deberá «sustanciar» nuevas medidas por valor del 0,75% del PIB, explicó el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn. Estas medidas deben centrarse en recortes de gasto más que en subidas de impuestos. «Aunque las necesidades de consolidación de España son tales que deben incluirse tanto medidas por el lado de los ingresos como por el lado de los gastos, sería recomendable que las medidas de consolidación adicionales se centren en recortes de gastos» porque resultan más eficaces a medio plazo, afirma la Comisión.

«Esta evaluación debe considerarse como una orientación temprana para el presupuesto del próximo año», resaltó Rehn.

El Ejecutivo comunitario reclama de nuevo a España que acelere la reforma laboral y la de las pensiones. «La rápida aplicación de esta reforma puede conducir a un mayor crecimiento del empleo, que podría reducir el actual alto nivel de ahorro y acelerar el consumo privado», dice el informe.

«Hace tiempo que se discute una ambiciosa reforma de las pensiones; sería recomendable anunciar los detalles sin demora; una reforma de las pensiones puede contribuir de forma decisiva a la consolidación fiscal sin costes a corto plazo para el crecimiento», insistió la Comisión.

Bruselas reclamó finalmente reformas en el sector servicios y en las industrias de red, como el sector energético. Asimismo, pidió trabajar para estabilizar en 2013 el nivel de deuda, que ya en 2011 superará el 70% del PIB.

DEFICIT EXCESIVO

La Comisión alertó además de que serán necesarios «esfuerzos adicionales» de ajuste en 2012 y 2013 para volver a situar el déficit público por debajo del 3% en ese último año, tal y como le exige la UE. No obstante, recomendó no seguir adelante con el procedimiento sancionador abierto contra España por déficit excesivo por considera que de momento ha adoptado las medidas necesarias para corregirlo.

El Ejecutivo comunitario también pidió a Portugal, que pasaba el mismo examen que España, que concrete medidas en el presupuesto de 2011, pero por un valor inferior, del 1,5% del PIB.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, se comprometió la semana pasada en el Ecofin ante sus homólogos a hacer más esfuerzos el año que viene «si hace falta» para lograr el objetivo del 6% de déficit y anunció que los recortes proseguirán los años 2012 y 2013. No obstante, se mostró convencida que con las medidas anunciadas hasta ahora hay suficiente para cumplir hasta 2011.

El plan de ajuste español pretende reducir el déficit un 0,5% adicional este año, lo que equivale a 5.000 millones de euros, y un 1% en 2011 (10.000 millones). Incluye un recorte del 5% en el salario de los funcionarios desde el verano y una congelación de la mayoría de las pensiones, así como la supresión del cheque-bebé.

Este esfuerzo adicional fue exigido por parte de la UE a Salgado el pasado 9 de mayo como contrapartida a la creación de un fondo de rescate dotado con hasta 750.000 millones de euros para frenar el contagio de la crisis griega a España y Portugal. El ministerio de Economía desmintió de nuevo este lunes que esté a punto de solicitar ayuda de este fondo, tal y como publica la prensa alemana. También la Comisión negó que prepare el rescate de España y acusó a Alemania de estar en el origen de las especulaciones.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído