Toxo y Méndez: la Administración debe «extraer una enseñanza» del paro

Los secretarios generales de CC.OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, pidieron este martes disculpas a los usuarios del Metro de Madrid por los problemas derivados de la huelga, si bien responsabilizaron a la Comunidad de Madrid de la paralización del servicio por «provocar el conflicto e imponer servicios mínimos abusivos», una situación de la que las administraciones, en su opinión, deben «extraer una enseñanza» ante la huelga general del 29 de septiembre.

«La enseñanza más directa es para las administraciones, porque hay que negociar y no es bueno imponer servicios mínimos, y si son abusivos peor. Es muy pertinente que se planteen esta reflexión de cara al 29 de septiembre», defendió Méndez al ser preguntado en rueda de prensa acerca de si el incumplimiento de los servicios mínimos en el Metro es la antesala de lo que puede ocurrir en la huelga general.

El dirigente sindical incidió en que el origen de la huelga en el suburbano madrileño es «una imposición en términos de incumplimiento flagrante del convenio colectivo, con un recorte del 5% de los salarios de los trabajadores», a lo que agregó unos servicios mínimos que «pretendían cercenar el derecho a la huelga».

«Ante la vulneración de un acuerdo, aunque no es deseable que las huelgas deriven en estos escenarios, es comprensible el cabreo de los trabajadores», apuntó Fernández Toxo, quien rechazó que se trate de una «huelga salvaje» y defendió que el paro está transcurriendo por «cauces pacíficos».

SERVICIO PUBLICO, PERO NO EL UNICO

Además, los dirigentes sindicales sostuvieron que «con plena seguridad» los tribunales darían la razón a los trabajadores en un eventual recurso contra los servicios mínimos establecidos, aunque lamentaron que las sentencias tardan «meses y años» en producirse. De hecho, indicaron que la sentencia sobre un recurso planteado en la huelga general de 2002 se produjo el año pasado, siete años después.

Los secretarios generales de CC.OO y UGT coincidieron al considerar que el metro es un servicio público, aunque apostaron por «reflexionar» acerca de «si se trata del único» en materia de transportes. «La Administración debe tener en cuenta que no es el único a la hora de determinar los servicios mínimos, porque hay alternativas», indicaron.

«Sería conveniente impedir que esta situación -de paralización del servicio– se mantenga en los próximos días y la Administración tiene delante de sí la oportunidad de reconducir el conflicto para que mañana se pueda volver a la normalidad», comentó Toxo, quien recalcó que se trata de una movilización contra «la mentira y el engaño».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído