El recibo de la luz sube mañana un 4,8% de media

La Tarifa eléctrica de Último Recurso (TUR) subirá desde mañana una media del 4,8%, lo que representa un aumento de 1,7 euros mensuales para un consumidor tipo medio, según el Ministerio de Industria.

Se trata de una subida derivada del resultado de la subasta de energía (Cesur) celebrada el pasado 21 de septiembre, por la que se determinó el coste de la energía en función de su evolución en el mercado.

El otro gran componente de la tarifa, los denominados peajes (mediante los que se retribuyen los costes regulados del sistema -uso de redes, primas de las energías renovables y otros conceptos-), permanecerán congelados, según la propuesta remitida por el Gobierno a la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Desde la liberalización del sector puesta en marcha el 1 de julio de 2009 existe sólo un tipo de tarifa: la llamada TUR, a la que tienen derecho los consumidores con una potencia contratada inferior a 10 kilovatios (kW), es decir, cerca de 27 millones de usarios domésticos y pymes.

De estos, Industria cifra en cinco millones los consumidores con derecho al Bono Social (los consumidores con una potencia contratada inferior a 3 kW en su primera vivienda, los pensionistas que perciban cuantías mínimas, las familias numerosas y las familias que tengan todos sus miembros en situación de desempleo), a los que se les congelará el recibo de la luz.

Además, cerca de cuatro millones de consumidores se abastecen en el mercado liberalizado.

La citada subida, del 4,8% de media, fue duramente criticada por las organizaciones de consumidores, que la consideran injusta e injustificada, más aún en la actual coyuntura económica. También denunciaron la falta de transparencia del proceso de formación de precios de la electricidad.

Por su parte, la patronal de las compañías eléctricas, Unesa, considera que es una medida «positiva», dentro del contexto en el que se enmarca.

A pesar de no ser suficiente para poner fin al déficit de tarifa acumulado (que ronda los 20.000 millones de euros), Unesa entiende que este problema (el del déficit) habrá de atajarse de forma progresiva. Por lo tanto, y dada la situación actual (crisis, elecciones en ciernes, etcétera), esta es «la subida que ha sido posible ahora» y, desde ese punto de vista, las eléctricas la valoran de modo positivo.

REVISIÓN TRIMESTRAL

Por otro lado, el Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el real decreto que permite que las revisiones de la tarifa eléctrica se hagan cada tres meses, en lugar de cada seis.

Según explicó la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo, el objetivo de esta medida es flexibilizar la periodicidad de la revisión del recibo de la luz, para que se ajuste mejor a cada coyuntura.

Se pretende así dar una mayor estabilidad al sistema tarifario eléctrico español, lo que, según el Gobierno, redundará en defensa de los consumidores, permitiendo que posibles variaciones en un sentido u otro en los precios internacionales de las materias primas u otras circunstancias imprevisibles puedan incorporarse con prontitud en su traslación al sistema español. Además, de este modo se evitarán cambios bruscos en los mercados y en el propio sistema.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

MÁQUINAS DE CAFÉ

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído