Irlanda. FAES cree que el contagio a España no vendría de Irlanda, sino de Portugal

El director de Economía y Políticas Públicas de FAES, Fernando Navarrete, considera que, contra lo que se viene temiendo a raíz del rescate del sistema financiero irlandés por la UE, el eventual contagio a España nunca vendría a través de Irlanda, cuya problemática es autónoma, sino de Portugal, cuya deuda pública financia en parte el sector financiero español.

Navarrete indicó a Servimedia que el problema irlandés consiste en que el sector bancario está sobredimensionado respecto al tamaño de su economía, pues es nueve veces el PIB del país, con lo que el Estado no puede hacer frente a la garantía de sus depósitos.

En España lo es sólo cuatro veces, de tal forma que la economía irlandesa es siete veces menor que la española y el sector bancario sólo tres veces más pequeño.

En este sentido, dijo que lo de Irlanda no se arregla subiendo impuestos, sino redimensionando un sector financiero «totalmente hipertrofiado», la mayoría de cuyos depósitos son de extranjeros que han deslocalizado sus ahorros poniéndolos en un país que no tiene una red de seguridad pública suficiente.

«No hay sistema tributario capaz de sostener una red de seguridad para algo que es nueve veces el PIB», enfatizó. «Esto es mucho más parecido a Islandia que al caso griego». Según advirtió, aunque hay muchos países en apuros, «las razones subyacentes son distintas» en cada uno y «aplicar la misma medicina a todos está altamente contraindicado».

En España, prosiguió, no hay un sector financiero tan hipertrofiado, pero los problemas de «iliquidez» también vendrían por él, en particular por las cajas.

Navarrete no ve problemas «a la griega» como que las cuentas públicas tengan una «insolvencia intrínseca» porque, aunque hay que hacer muchas reformas, su base económica está bastante diversificada y los mercados ya cuentan con que «el ciclo político es el que es» y esperan «cambios de gobierno».

DEUDA PORTUGUESA Y SECTOR FINANCIERO ESPAÑOL

Contra lo que sí alerta Navarrete es contra el riesgo de no encontrar en el mercado financiación suficiente para la «inaplazable» reestructuración del sistema financiero, a mayores de la solicitada para sufragar la deuda. En esta tesitura, razonó, «el contagio iría por Portugal», porque los bancos españoles han financiado buena parte de su deuda.

«Nuestras relaciones con Irlanda son muy lejanas», manifestó. «Nuestra situación es conceptualmente, salvando las distancias, más parecida a Irlanda, pero el desencadenante de una hipotética apelación del Gobierno español a los mecanismos europeos sería una apelación previa por parte de Portugal», cuyo problema, precisó, es que no crece y no puede mantener su Estado del bienestar.

Para Navarrete, ha quedado claro que el mecanismo sostenible de los rescates es que «quien ha prestado a alguien que no es solvente tendrá que asumir ciertas pérdidas, y eso el mercado lo sabe y podría desencadenar algun tipo de problema en España».

«Pero siempre por el lado financiero», explicó, vinculando a este particular las bajadas en bolsa de los bancos españoles. «Ese es el escenario de riesgo plausible que yo le veo a la economía española», declaró.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído