El superávit de la Seguridad Social cayó un 13% hasta mayo

Las cuentas de la Seguridad Social arrojaron un saldo positivo de 8.152,68 millones de euros en los primeros cinco meses de 2011, lo que supone un descenso del 13% en comparación con el mismo periodo del año anterior (9.378,33 millones).

Según los datos de ejecución reflejados en el sistema de información contable de la Seguridad Social, en términos del PIB el superávit a finales de mayo representa el 0,75%.

Los gastos previstos pendientes de imputación presupuestaria alcanzarían un importe aproximado de 1.000 millones de euros, lo que implica la disminución del superávit a 31 de mayo, explicaron este miércoles desde el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Este saldo positivo de 8.152,68 millones de euros es la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 50.769,98 millones (-0,49%) y unas obligaciones reconocidas de 42.617,30 millones (+2,34%).

En términos de caja, estas operaciones de carácter no financiero se concretan en una recaudación líquida de 48.120,88 millones (-2,02%), mientras que los pagos alcanzaron los 42.356,33 millones (+2,81%).

Del volumen total de derechos reconocidos, el 91,25% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 8,75% restante a las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

En cuanto a las obligaciones, el 93,92% ha sido reconocido por las entidades gestoras y el 6,08% por las mutuas.

COTIZACIONES SOCIALES

Las cotizaciones sociales ascendieron a 43.621,38 millones de euros, lo que representa una disminución de 1,08 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior, que viene motivada por el descenso de la cotización de desempleados en un 8,41%, puesto que la cotización de ocupados registra un ligero bajada del 0,19%.

En conjunto, la Seguridad Social prevé ingresar este ejercicio un total de 110.447,12 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales. De esta forma, los ingresos por cotizaciones representan, a finales de mayo, el 39,50% de lo previsto para todo 2011.

Por su parte, las transferencias corrientes totalizaron 5.325,55 millones de euros, un 0,95% más que las acumuladas a mayo de 2010.

PRESTACIONES

En cuanto a los gastos, las prestaciones económicas a familias e instituciones totalizaron 39.496,84 millones de euros, cifra que representa un 92,68% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social.

La mayor partida, 38.052,66 millones de euros, corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un crecimiento interanual del 3,96%.

Dentro de las prestaciones contributivas, a las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se destinaron 35.270,60 millones de euros, un 5,06% superior a la del año pasado, debido a la desviación de inflación que se produjo en 2010, apuntaron desde Trabajo.

Además, explicaron que «la comparación con respecto al pasado año ofrece algún dato que mejorará a final de 2011 porque las nóminas mensuales no reflejaban esa diferencia».

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo se elevaron hasta los 947,20 millones de euros, lo que representa un crecimiento interanual del 1,23%.

En Incapacidad Temporal el gasto registró 1.614,48 millones de euros, lo que significa un descenso respecto al ejercicio anterior del 13,71%.

PENSIONES

A finales de mayo las pensiones y prestaciones no contributivas presentaron un descenso interanual del 1,46%, alcanzando un importe de 1.444,18 millones de euros, dedicándose a prestaciones familiares 606,74 millones de euros, un 4,36% superior a la del año pasado.

Por lo que respecta a los gastos de gestión realizados por la Seguridad Social, los de personal experimentan una bajada del 3,28% respecto al ejercicio precedente y bajó un 12,65% el gasto destinado a inversiones.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído