Trichet se despide del BCE reabriendo la ‘barra libre’ de liquidez

El Consejo de Administración mantiene los tipos de interés en el 1,5 por ciento

MADRID, 06 (OTR/PRESS)

‘Barra libre’ de liquidez. Jean Claude Trichet se despide de la Presidencia del Banco Central Europeo (BCE) abriendo la veda con medidas que mejorarán la transmisión de la política monetaria en los mercados. El instituto emisor celebrará dos subastas de liquidez a largo plazo, con tipo fijo y adjudicación plena, y lanzará un nuevo programa de compras de bonos. El Consejo de Administración no cedió a las presiones de los mercados y de otros organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), y decidió mantener los tipos de interés de la zona euro en el 1,5 por ciento.

En su última rueda de prensa como presidente, Trichet anunció que el BCE celebrará dos subastas de liquidez a largo plazo, doce y trece meses, con tipo fijo y adjudicación plena. Estas tendrán lugar en octubre y diciembre, y su carácter será «adicional» a las operaciones regulares de refinanciación de la entidad. La institución también lanzará un nuevo programa de compras de bonos garantizados.

Será a partir de noviembre y su importe será de 40.000 millones de euros en el mercado primario y secundario. Estará en vigor hasta octubre de 2012. «La provisión de liquidez y los métodos de adjudicación de las operaciones de refinanciación continuarán asegurando que los bancos de la eurozona no sufrirán restricciones en el ámbito de la liquidez», afirmó Trichet.

El francés destacó que los miembros del Consejo consideraron que «no resultaría apropiado que el instituto emisor apalancara al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF, por sus siglas en inglés)». Además, instó a los gobiernos de la zona de la moneda común a implementar pronto y de manera decisiva las reformas estructurales para mejorar su competitividad, incrementar la flexibilidad y mejorar sus potenciales de crecimiento a largo plazo.

MANTIENE LOS TIPOS

«Se discutió la posibilidad de bajarlos y la posibilidad de mantenerlos y, finalmente, decidimos por consenso mantener los tipos de interés», explicó Trichet. El directivo, que compareció visiblemente emocionado, resistió a las presiones de los mercados y de otros organismos internacionales como el FMI y mantuvo los tipos en el 1,5 por ciento.

El BCE los ha subido un cuarto de punto en dos ocasiones este año, en el mes de abril y en el mes de julio. Estos habían permanecido en su mínimo histórico, el 1 por ciento, desde mayo de 2009, para apoyar la recuperación de la economía.

En la nueva decisión pudo pesar la estimación adelantada de inflación de la zona euro, que prevé una tasa del 3 por ciento para septiembre, cinco décimas por debajo del nivel de agosto, y por encima del objetivo de inflación del 2 por ciento.

El producto interior bruto (PIB) de la zona euro registró en los tres primeros meses del año un crecimiento del 0,8 por ciento, frente al 0,3 por ciento registrado en el último trimestre del año. El FMI vaticina que el PIB de la eurozona aumentará un 1,6 por ciento este año y un 1,1 por ciento el próximo, cifras que revisan a la baja los datos de junio.

Con la decisión de no bajar los tipos, se cumplen las previsiones de la mayoría de los analistas, que creían que Trichet dejaría este asunto en manos de su sucesor, Mario Draghi. Los expertos esperan que el italiano rebaje, como mínimo, un cuarto de punto en las reuniones que mantendrá el Consejo en noviembre y diciembre.

No obstante, Trichet aseguró que el nivel de tipos «continúa siendo bajo» frente a unos precios que se mantendrán por encima del objetivo del 2 por ciento en los próximos meses y que caerán después por debajo de ese umbral, según las expectativas de la institución.

EL BANCO DE INGLATERRA AUMENTA SU PLAN DE RECOMPRA DE ACTIVOS

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) también decidió mantener los tipos de interés de la libra esterlina, en el 0,5 por ciento, el nivel más bajo de la historia de la institución. De hecho, éstos se mantienen estables desde el 5 de marzo de 2009.

Mientras, la entidad optó por incrementar en 75.000 millones de libras (86.185 millones de euros) el importe de su programa de recompra de activos mediante la emisión de reservas, que alcanza los 275.000 millones de libras (316.000 millones de euros). También aquel 5 de marzo, la institución estableció un programa de compra de activos mediante la emisión de reservas.

El 5 de noviembre de 2009, el organismo amplió ese programa hasta los 200.000 millones de libras (229.748 millones de euros). Esa era la cifra que se mantuvo hasta este jueves.

El Producto Interior Bruto (PIB) de Reino Unido experimentó en el segundo trimestre del año una expansión del 0,1 por ciento, en comparación con el trimestre anterior. Su Indice de Precios de Consumo (IPC) experimentó en agosto un alza interanual del 4,5 por ciento, la tasa más elevada desde septiembre de 2008.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído