Balance de seis meses

El Alcalde califica las cuentas del Ayuntamiento de Talavera de paisaje desolador

El presupuesto municipal para 2012 no superará los 50 millones de euros

El Alcalde califica las cuentas del Ayuntamiento de Talavera de paisaje desolador
Florencio Gutiérrez, Jaime Ramos, Gonzalo Lago, José Julián Gregorio y María Ángeles Núñez. R.S.

Al cumplirse el medio año de gobierno conservador en el Ayuntamieto de Talavera de la Reina, su alcalde, Gonzalo Lago, comparece el pasado día 9 de enero ante los medios para hacer balance de su política durante ese tiempo: balance «real, sin fantasías ni engaños» de lo que han sido estos seis meses de gobierno al frente del Ayuntamiento». Lago también quiso avanzar lo que el 2012 va a suponer para la ciudad.

Lago explicó que en este medio año la premisa que ha orientado su acción de gobierno ha sido «hacer lo posible e intentar lo imposible. Así el Alcalde confirmó que al llegar el 11 de junio al Ayuntamiento se encontró «con un agujero de 57 millones de euros» y puso en marcha una auditoría que arrojó un resultado «demoledor» como 3.300 facturas sin pagar, sin remanente de tesorería «que arrastrábamos del año 2010», y una falta de ahorro neto estimado en menos de 4 millones de euros. No obstante Lago aseguró que la mala situación del Ayuntamiento se debe a las cuentas del año 2009, «que arrojan un déficit de 20,5 millones de euros, que son como una losa que soportamos y pagamos a día de hoy y que imposibilita nuevas inversiones por una política de despilfarro del anterior equipo de gobierno socialista».

El alcalde reconoció que estas cifras han sido «muy dañinas» para el Ayuntamiento, y han impedido que los bancos «nos concediesen préstamos, «y nos han generado serios problemas de liquidez en 2011».

El Alcalde puntualizó que en estos seis meses se ha conseguido una línea de crédito ICO especial de financiación para pagar a proveedores, ya que se adeudaban 10 millones de euros, y dijo que el pago a acreedores se logrará gracias a líneas de confirming (pago de facturas a proveedores antes de la fecha de vencimiento) con entidades bancarias, por lo que el alcalde avanzó que el Ayuntamiento se verá obligado a hacer una operación de tesorería a corto plazo, que venza a un año por valor de unos 9 millones de euros «para que nuestras arcas vayan teniendo liquidez, pero que a finales de 2012 estará amortizado».

Lago comentó que le ha sorprendido que el portavoz socialista en el Ayuntamiento «de forma irresponsable nuevamente y demostrando una ignorancia absoluta de las leyes haya criticado que no hayamos prorrogado la operación de crédito existente» en vez de solicitar otra nueva. Lago aseguró que los socialistas deberían saber que la ley obliga a amortizar la operación de crédito que ellos pidieron a 31 de diciembre del pasado año, «por lo que no nos extraña en absoluto que hayan llevado prácticamente a la bancarrota a este Ayuntamiento».

Por eso, insistió en que ha llevado a cabo «simplemente» lo que exigimos cuando estábamos en la oposición: que se hiciera un plan de saneamiento que además el anterior equipo de Gobierno socialista tenía obligación legal de hacerlo y no lo hizo».

Gonzalo Lago reconoció que «con muchas dificultades y gracias a una buena gestión» el equipo de gobierno ha logrado hacer frente a la amortización de los préstamos que el Ayuntamiento tenía pendiente (uno de 3,8 millones de euros) y el otro de la póliza de crédito de 9 millones que, «y a pesar de que algunos decían que era imposible pagar lo hemos hecho, por lo que hemos cumplido la ley cancelando las amortizaciones de préstamos a costa de no gastar ni de despilfarrar un solo euro desde junio a diciembre».

El alcalde destacó «el gran esfuerzo» que el Ayuntamiento ha tenido que hacer para abonar la paga extra a los más de 700 empleados municipales y dejó claro que la nómina del mes de diciembre se va a pagar en esta semana, «y eso que no lo dude ninguno de los trabajadores de este Ayuntamiento, porque vamos a cumplir y van a tener su justo sustento del que dependen muchas familias talaveranas».

Presupuesto 2012
Gonzalo Lago insistió en que uno de los objetivos que se ha marcado el equipo de gobierno es lograr el equilibrio presupuestario para toda la legislatura, «y por eso los presupuestos de este año van a ser realistas, donde los ingresos sean reales y no ficticios». Adelantó que el presupuesto para este año rondará los 50 millones de euros, y gastos en ingresos serán iguales, «y lo que no vamos a hacer es derrochar y llegar a los 60 millones de euros de gasto que hemos tenido en 2011 por una mala gestión donde ha quedado patente que la tónica a seguir era el despilfarro sin Econtrol en una política de expansión suicida «. El Alcalde dijo que esperan reducir el presupuesto entorno a los 5 millones de euros aproximadamente con respecto a 2011, «y no tenemos capacidad de elección».

El ahorro en los presupuestos se va a lograr, según Lago, en parte a través de una nueva negociación de los contratos con empresas a las que el Ayuntamiento está ligado, donde se esperan reducir entre un 15 y un 20 por ciento, sin que eso afecte a los servicios que presta la Corporación.

En el apartado de personal, el Ayuntamiento pretende ahorrar un millón de euros con la supresión de horas extras, aseguró Lago quien especificó que las pocas que se hagan se compensarlas con días libres, y añadió que sólo en septiembre y octubre se han ahorrado 91.000 euros en esta partida. Otro de las reducciones vendrá de un plan de ahorro energético para reducir gastos en combustible y alumbrado que se estima una disminución de un 15 por ciento de nuestro gasto.

«Vamos a cumplir con nuestro compromiso de sanear las cuentas públicas porque los talaveranos no se merecen un ayuntamiento en bancarrota», dijo el acalde, que indicó que el plan de saneamiento que se desprenderá de la auditoría que encargó en junio arrojará los objetivos a lograr en los próximos tres años, «donde recuperaremos las pérdidas de la mala gestión socialista y conseguiremos el equilibrio presupuestario», concluyó.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído