José Ricardo Martínez, secretario general de UGT de Madrid y consejero de Caja Madrid en 2011

El azote contra la reforma laboral se lleva crudos 181.000 € anuales

El ugetista pasa ahora a la Corporación Cibeles donde ganará casi 200.000 euros

Son 181.000 euros, 73.000 corresponden en fijo y dietas como consejero de Caja Madrid y 108.000 por su presencia en consejos paralelos

Para las pymes y el sufrido españolito de a pie, no hay un euro, pero ellos se lo siguen llevando crudo. En la España de cinco millones de parados la nómina de un aguerrido sindicalista no tiene nada que envidiarle a los altos directivos o consejeros de la banca.

Revela Carlos Segovia en ‘El Mundo’ que el dirigente de UGT que liderará la manifestación en Madrid contra la reforma laboral gana 181.000 euros al año en Caja Madrid gracias a un acuerdo político y sindical con el Partido Popular alcanzado en 2009.

Se trata del secretario general de UGT en Madrid, José Ricardo Martínez, que cuenta con ese nivel de ingresos como miembro del consejo de administración de Caja Madrid y de otras participadas de la entidad.

Martínez, que no actualiza su blog pero tiene allí algunas ‘perlas’ notables, logró ese cargo dentro del reparto acordado por el PSOE con el PP regional, que buscaba un amplio respaldo político y sindical para el sustituto de Miguel Blesa al frente de Caja Madrid.

Rodrigo Rato fue elegido presidente en una lista única apoyada, entre otros, por los miembros del PSOE y UGT.

Martínez en persona quiso ser quien representara a su sindicato en el consejo de administración de Caja Madrid dentro de un acuerdo válido hasta, al menos, 2015, que le proporciona tamaña retribución.

Según un documento remitido por la entidad financiera al Banco de España sobre Retribuciones individuales y nominativas devengadas por cada uno de los miembros del Consejo de Administración y del Comité de Dirección, Martínez se embolsó en el pasado año de crisis los citados 181.000, de los cuales 73.000 corresponden a ser consejero de Caja Madrid en concepto de dietas y asignación fija y los 108.000 restantes a su presencia en consejos paralelos de la entidad como la fundación.

El pasado mes, Martínez fue elegido consejero de la Corporación Cibeles, el holding financiero de Caja Madrid, lo que le puede suponer teóricamente llegar a los 198.000 euros, dado que en esta filial, las dietas son más elevadas.

Fuentes de la entidad justifican el cambio para que Martínez y otros nuevos miembros puedan seguir ganando dinero, ya que el Banco de España pide que no se remuneren ya los consejos de las cajas de ahorros al haber perdido contenido.

El caso de este dirigente de UGT no es único en la banca. Pero sí es uno de los más llamativos. Y revela con qué criterios han estado gestionadas las cajas y por qué han llegado a la actual situación.

Si el Gobierno Rajoy quiere que la reforma surta efecto, lo primero que tiene que hacer es evitar que se repitan malos ejemplos como éste.

Como dice el diario El Mundo:

La reforma es un importante avance en la medida en que obliga a las entidades a provisionar 52.000 millones de euros adicionales hasta alcanzar un 80% del total del riesgo en sus inversiones inmobiliarias.

Hay algunas que generan los suficientes recursos para realizar esas provisiones y otras que no tendrán otro remedio que fusionarse al no poder cumplir con dichas exigencias.

Una de las entidades que suscita más dudas es precisamente Bankia, la más castigada ayer, que necesita provisionar a corto plazo 4.000 millones de euros. Su presidente, Rodrigo Rato, asegura que puede hacerlo con sus propios recursos y tiene, por ello, todo el derecho a intentarlo.

Pero hay bancos que no tienen capacidad para elevar su nivel de provisiones, lo que les condena a ser absorbidos por otros. La regla de oro con la que se debe acometer este proceso es que el saneamiento bancario no cueste ni un euro al Estado.

Por ello, habrá grupos pequeños que tendrán que ser absorbidos por los grandes. Nos parece mejor opción que volver a sacar el dinero del bolsillo de los contribuyentes para que personas como Martínez sigan siendo unos privilegiados.

REPLICA

 

El secretario general de UGT Madrid, José Ricardo Martínez, asegura que el sueldo anual de 180.000 euros que recibe en calidad de Consejero de Caja Madrid va «directamente a las arcas del sindicato».

Así, se ha referido a la información en El Mundo en la que se revelaba su sueldo como consejero de la entidad financiera. Martínez ganó 181.000 euros el pasado año, de los cuales 73.000 corresponden a ser consejero de Caja Madrid en concepto de dietas y asignación fija y los 108.000 restantes a su presencia en consejos paralelos de la entidad, como la fundación.

En rueda de prensa, Martínez ha asegurado que detrás de esos datos está la Presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, ya que se han publicado dos días después de que él la calificara «reliquia cañí del tardofranquismo», algo que sostiene, y ha recalcado que sólo percibe 2.300 euros de sueldo mensual como técnico ferroviario de Renfe.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído