maría cuesta / madrid. Los salarios de los directivos quedarán limitados a los niveles actuales: 600.000 € si se reciben ayudas públicas y 300.000 € cuando la entidad esté controlada por el Estado

Los bancos rescatados recortarán dividendos y salarios

Las entidades están obligadas a carrar multitud de oficinas

Ahora hay 14, pero a finales de 2009, en España había 45 entidades con un tamaño medio de 29.318 millones de activos

El fuerte ajuste a la que deberán someterse los bancos que finalmente reciban ayudas comienza poco a poco a definirse.

Según fuentes financieras consultadas por ABC, la asistencia financiera a las entidades débiles tendrá una contrapartida que se ejecutará principalmente mediante cuatro vías.

  1. La primera, limitaciones en el dividendo.
  2. Segunda, reestructuración adicional, es decir, cierre de oficinas y ajuste de personal, para aligerar la cuenta de resultados.
  3. Tercera, venta de activos para rebajar el nivel de endeudamiento y obtener liquidez y cuarta, ferreo control de las políticas de remuneración.

Explica María Cuesta en ‘ABC’ que, en cuanto al dividendo, no se trataría de una restricción total. En concreto, se baraja la posibilidad de que se pueda autorizar emitir dividendos en acciones porque es una vía para reforzar los recursos propios de la entidad.

El recorte de oficinas y el adelgazamiento de la plantilla, sin embargo, sí que será más severa.

No hay que olvidar que los avances dados hasta ahora en esta línea han sido muy tímidos.

A finales de 2009, en España había 45 entidades con un tamaño medio de 29.318 millones de activos.

En 2012, este número se había reducido a 14 entidades (con 86.132 millones). Pero aunque el proceso de reordenación fue muy agresivo y se cerraron 3.898 oficinas (el 15,6%) y se despidió a 16.985 empleados (el 15,5%), los gastos generales se redujeron sólo un 0,7% y los de personal un 6,6%. El número de consejeros en las entidades creció un 22%.

Las ventas de activos también será una de los puntos fuertes. En Europa, de hecho, se ha exigido a las entidades rescatadas la venta de unidades de negocio al completo, como la banca de inversión, la división mayorista o la de seguros.

En cuanto a la limitación de salarios, se fijará en los niveles establecidos: 600.000 euros como máximo si se reciben ayudas públicas y 300.000 euros de sueldo cuando la entidad esté controlada por el Estado.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído