De cada 100 euros que gastan las administraciones públicas, 46,5 euros son transferencias al sector privado

Pensiones y paro son la mitad del presupuesto de la Administración

"Básicamente para pagar pensiones y prestaciones por desempleo", asegura el 'Informe Económico de junio 2012' elaborado por el centro de estudios de negocios Esade.

Los expertos ven difícil recortar transferencias para prestaciones sociales

De cada 100 euros que gastan las administraciones públicas, 46,5 euros son transferencias al sector privado, «básicamente para pagar pensiones y prestaciones por desempleo», asegura el ‘Informe Económico de junio 2012’ elaborado por el centro de estudios de negocios Esade.

Además, otros 46 se destinan a la provisión de servicios públicos (asalariados y compra de bienes para dar servicio) y los 7,5 euros restantes se dirigen a la inversión pública.

De esta forma, la institución ha advertido de que, en contextos de crisis, «resulta difícil recortar transferencias para prestaciones sociales», por lo que ha recomendado al Gobierno incidir en el consumo público y la inversión pública, «aunque debe tener en cuenta su impacto en la productividad del país».

Recesión en la zona euro

Otro de los aspectos que destaca el informe de Esade es que la zona euro entrará en recesión durante la segunda mitad de 2012 debido a la «severidad» de los ajustes fiscales que se están produciendo en los países de la periferia, «que están frenando de forma destacada la evolución a corto plazo de la demanda interna».

Esade asegura que esto está afectando asimismo a todo el sector financiero de la zona, «el principal tenedor de deuda de los países», por lo que cree que se ha generado un «círculo vicioso que pone en riesgo de colapso a toda la región».

Además, el estudio asegura que la economía española cerrará el año con una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) por encima del 1% y que la tasa de paro «se mantendrá en los niveles actuales sin perspectiva de mejora».

Por ello, el informe sostiene que todo esto, unido a las elecciones griegas y al cambio de presidente en Francia, podría propiciar «un cambio de rumbo en la política económica europea que pase de apostar únicamente por el fomento de la austeridad a introducir elementos de estímulo de crecimiento a corto plazo».

Inflación en cintura

Por otro lado, Esade rechaza que la entrada en el euro sea la «culpable» del aumento de la inflación en España en los últimos años.

De hecho, el informe del mes de junio del centro afirma que desde la introducción de la moneda única «se ha moderado la tendencia inflacionaria, ya que entre 1994 y 2001 la media anual estaba en el 3,3%, y entre 2002 y 2011 se redujo al 2,8%».

Actualmente, España es la segunda economía europea con la tasa media de inflación más alta, por detrás de Grecia, cuya media del pasado año fue del 3,3%.

El estudio indica que con el euro ha aumentado la inflación de los servicios financieros, del transporte, de la electricidad y del gas, mientras que se han reducido los precios de los equipos informáticos y audiovisuales, de los medicamentos y de los electrodomésticos, entre otros.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído