Contradice a Alemania y

Francia apremia al BCE a ayudar a la banca española

Francia apremia al BCE a ayudar a la banca española
Pierre Moscovici. EP

El ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, ha dicho este 8 de julio de 2012 que los bancos españoles deben ser recapitalizados «rápidamente».

Una afirmación que ha seguido en el tiempo, a unas declaraciones en sentido totalmente opuesto formuladas por su colega alemán, el ministro de Hacienda, Wolfgang Schaüble. Éste en una entrevista este domingo decía que estas ayudas al sistema financiero español «no llegarán este año».

El ministro Schaüble justificaba esos plazos al diario ‘El País’ en que las ayudas directas a los bancos han de seguir un procedimiento.

A saber, primero el Eurogrupo debe poner en funcionamiento «un supervisor bancario común eficiente, con participación del Banco Central Europeo (BCE)», y ha apuntado que este organismo «no entrará en funcionamiento en 2012».

«No es realista», ha admitido, recoge Europa Press.

Las posiciones de los responsables económicos de Francia y Alemania están enfrentadas ante la próxima reunión del Eurogrupo que, entre otras cosas, debatirá la sucesión de su presidente, Jean-Claude Juncker, cuyo mandato concluye.

El presidente francés, François Hollande, acepta que la presidencia quede primero en manos del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, si la segunda mitad del mandato pasa a su par galo, Pierre Moscovici, según recoge Dpa de la revista ‘Der Spiegel’.

«Debemos actuar rápidamente para recapitalizar los bancos españoles directamente y creo que es lo que se espera», ha afirmado Moscovici durante su intervención ante el Foro Económico de Aix-en-Provence.

No supondrá una ‘carga adicional’

Shäuble asegura, en la citada entrevista, que los que piensen que la ayudas a la banca supondrán una «carga adicional» se equivocan y explica que España, como Estado, no necesita crédito, y que quienes sí lo necesitan son parte de las entidades financieras debido a la crisis inmobiliaria.

En su opinión, España superará el desarrollo recesivo de su economía y cuando culmine la recapitalización y las reformas sigan dando frutos, «se reducirán las tensiones en los mercados».

El ministro alemán califica de especulaciones «fantasiosas e irresponsables» las informaciones que apuntan a que España va a recurrir al fondo de rescate y asegura que la situación del país no es «en absoluto» parecida a la de Grecia.

Por otra parte, considera «grotesca» la idea de que el Gobierno español aplica reformas para satisfacer Alemania y añade que, en su opinión, los miembros del Ejecutivo de Mariano Rajoy «saben qué hay que hacer y lo hacen muy bien».

Reunión del Eurogrupo

De vuelta a la reunión mañana del Eurogrupo, y preguntado por si en ella se abordarán las ayudas a la banca, Shäuble explica que primero habrá que poner en funcionamiento un supervisor bancario común eficiente, con participación del BCE, y después se discutirá cómo hacer posible el acceso directo de los bancos a los fondos europeos de estabilidad.

En su opinión, es «poco realista» que el supervisor pueda entrar en funcionamiento este año y recuerda que en el caso de España será el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) el que haga la solicitud de la ayuda como agente del Gobierno español.

El dinero saldrá del fondo provisional EFSF (European Financial Stability Facility), porque el permanente ESM aún no está listo. Después, el ESM asumirá el crédito, pero se mantendrá su estatus de acreedor no privilegiado. «Lo que está por pactarse con España se aplicará tal cual», añade el ministro germano.

El EFSF «da créditos a los países que los solicitan, no hace donaciones», advierte Schäuble, quien subraya que, según las normas de Eurostat (oficina estadística europea), los créditos se suman al endeudamiento.

En la reunión del Eurogrupo, el ministro de Economía español, Luis de Guindos, y la troika (Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional), aportarán distintos informes sobre el estado de la negociación para aplicar «lo pactado políticamente», según Säuble.

Finalmente, ha apuntado que España «no tiene un problema con su endeudamiento» que «es más bajo que el alemán». «Podrá refinanciar las partes con problemas de su sector financiero en condiciones bastante mejores que las del mercado», ha concluido el ministro, quien ha señalado que «se equivoca el que vea en esto una carga adicional.

Los resultados de las auditorías independientes arrojaron que el sector bancario español necesita entre 51.000 y 62.000 millones de euros. El Eurogrupo destaca que esta cantidad, más un margen de seguridad, queda dentro del máximo de 100.000 millones de euros prometidos para España.

 

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído