PD entrevista al autor de 'Una alternativa liberal para salir de la crisis'

Juan Ramón Rallo: «El banco malo es un despropósito con el que el Gobierno del PP socializa las pérdidas de la banca»

"Capitalismo es 'cuando gano, gano, y cuando pierdo, pierdo y me lo como' y el Gobierno no lo está permitiendo"

Ni el libre mercado causó la crisis ni la receta para superarla pasa por redoblar el intervencionismo de los poderes públicos. A lo largo de ‘Una alternativa liberal para salir de la crisis’ (Deusto, 2012), el doctor Juan Ramón Rallo nos demuestra que fueron los gobiernos y los bancos centrales quienes inflaron las tres burbujas -la financiera, la inmobiliaria y la estatal- que terminaron asolando la economía española y, sobre todo, que el pinchazo y la superación de estas tres burbujas sólo se logrará con un notable retraimiento del Estado que permita ampliar en paralelo las esferas de libertad de familias y empresas.

Para lograr este saludable objetivo, el doctor Rallo propone tres sencillas medidas: austeridad del sector público, liberalización del sector privado y la no socialización de las pérdidas de la banca.

De este modo, en Una alternativa liberal para salir de la crisis, el lector podrá descubrir cómo rescatar a la banca sin que le cueste un solo euro al contribuyente, cómo recortar el gasto público en más de 130.000 millones de euros para acabar con el déficit e incluso bajar los impuestos, y cómo liberar al sector privado de las múltiples regulaciones que lo atenazan y que le impiden crear empleo vigorosamente.

Un programa de reformas, en definitiva, absolutamente opuesto a la desastrosa política económica desplegada hasta la fecha tanto por el PP como por el PSOE y que, de implantarse, permitiría sacar a España de su profunda depresión actual.

EXTRACTOS DE LA ENTREVISTA

La respuesta que ha dado el PP para pinchar y sanear la burbuja financiera ha sido socializar pérdidas. El agujero que tiene la banca, el PP trató de cargárselo primero a los contribuyentes europeos. Angel Merkel y otros gobernantes europeos, particularmente los de Finlandia y los de Holanda le han dicho que no, que no quieren asumir los agujeros de la banca española.

Por tanto, Rajoy, su segunda alternativa ha sido cargarle el muerto a los contribuyentes españoles. ¿De qué manera? Tanto a través de la nacionalización de bancos como a través de la constitución de un banco malo, que no es un banco malo pero sí es una entidad de gestión de activos. Está en parte integrada por capital público, por dinero de los contribuyentes, pero sobre todo avalada en muchas de sus emisiones de deuda por ese sector público. De esta manera, las pérdidas que tenga correrán a cargo de los contribuyentes. Esto es un despropósito.

[El rescate a la banca] es injusto, primero porque los contribuyentes carguen con pérdidas que ellos no han contribuido directamente a causar y, segundo, porque económicamente no se puede hacer soportar a la ciudadanía española una deuda adicional de 100.000 millones de euros. Esto, además, es otra muestra clarísima de que no tenemos capitalismo, ni liberalismo, ni libertad de mercado en el sistema monetario y financiero actual.

Capitalismo no es ‘cuando gano, gano, y cuando pierdo me rescatan’. Capitalismo es ‘cuando gano, gano, y cuando pierdo, pierdo y me lo como’. Y eso es lo que este gobierno no está permitiendo hacer.

El banco malo podría pagar precios inflados [por los activos tóxicos de las entidades] y por lo tanto inyectar capital en ciertas cantidades a costa de los contribuyentes. Y con otras entidades podría hacer lo contrario. Podría comprarles los activos a precios ridículamente bajos y generarles pérdidas extraordinarias, que obligarían a nacionalizar y a inyectar capital público, y por lo tanto controlar la entidad».

El ministro De Guindos siempre se vanagloria de escuchar mucho y tener mucho contacto con los mercados. En realidad está muy relacionado, y tiene mucho contacto, con la parte financiera de los mercados. Pero con la parte productiva tiene mucha menos conversación e interactúa mucho menos. Cuendo tú estás en un ambiente tan financiero, donde los intereses siempre son ‘que nos rescaten’ no ‘que tengamos que liquidar con pérdidas esos activos’, ya sea consciente o inconscientemente te terminas creyendo sus razonamientos, muchas veces contaminados por iterases propios.

Juan Ramón Rallo, Una alternativa liberal para salir de la crisis. Deusto, 2012.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído