HUELGA DEL SERVICIO DE LIMPIEZA EN MADRID

Vea a la Policía Municipal ‘ayudando’ a los piquetes de los basureros: «No nos vamos a chivar»

Huelguistas y agentes yéndose juntos de bocatas

Vea a la Policía Municipal 'ayudando' a los piquetes de los basureros: "No nos vamos a chivar"
Las bolsas de basura en una calle del centro de Madrid. EP

Los trabajadores de los servicios mínimos no se quedan fuera de la polémica y hablan de ir a comer en vez de trabajar

Madrid está al borde del caos por la huelga de limpieza. Los comercios se resienten, los ciudadanos están más que hartos, la situación es la comidilla en Europa y la capacidad política de Ana Botella está en entredicho. Lo que la gente no sabía, hasta ahora, es que en este pulso de los piquetes a los poderes públicos no están solos sino que cuentan con la inestimable ayuda de…., la policía municipal de Madrid.

Lo cuenta La Gaceta — Connivencia de la Policía Municipal con los piquetes de la huelga — gracias a que periodistas de Intereconomía TV se infiltraron la madrugada de este jueves entre los piquetes de la huelga de limpieza de Madrid. Durante las horas que compartieron con ellos pudieron ser testigos de su actitud violenta y de cómo utilizan tablillas con clavos para impedir que se lleven a cabo los servicios mínimos. Después de poner esos clavos en lugares estratégicos, las cámaras pudieron registrar cómo los piquetes reconocen que han reventado «varios camiones», rompiendo «lunas y retrovisores».

Asimismo, informan, quedó patente que la actitud de algunos agentes de la Policía Municipal es de absoluta connivencia con los piquetes: «Yo no me voy a chivar»; «demasiado habéis hecho»; «estoy con vosotros, a favor de vuestra causa»; o «estoy aquí porque tengo que estar…» conforman algunas de las frases de miembros del instituto armado.

Compartiendo bocadillos

Los trabajadores de los servicios mínimos tampoco se quedaron al margen de la polémica y fueron captados por Intereconomía TV hablando de ir a comer bocadillos -en lugar de trabajar- con los policías que los escoltan.

Por todo ello, Javier Algarra preguntó a los contertulios si comparten que esta huelga está contaminada por personas que «sabotean, agreden y vandalizan», a lo que Albert Rivera contestó: «Los piquetes se van a cargar los sindicatos por su imagen lamentable, agresiva y violenta. No se puede utilizar la violencia en ningún caso».

«No es una huelga de basuras, es una basura de huelga»

Federico Jiménez Losantos, por su parte, no se mostró sorprendido «en absoluto» por la actitud de los agentes porque «la Policía Municipal de Madrid funciona muy mal» desde los tiempos de «Barrionuevo y Vera», pero aprovechó para enviar un mensaje a Mariano Rajoy: «Este Gobierno de ñiñiñí se preocupa por el qué dirán y no se atreve a ordenar a la Policía Nacional o el Ejército que actúen», y remató: «No es una huelga de basuras, es una basura de huelga».

El eurodiputado Aleix Vidal-Quadras calificó la connivencia policial como «inadmisible, de vergüenza ajena» y expresó que «un policía que colabora con un delito no merece ser policía».

Finalmente, los espectadores de El Gato al Agua pudieron participar en este asunto respondiendo a la siguiente pregunta: «¿Considera que deberían endurecerse las penas a los piquetes?». La mayoría de los gatoadictos votó «sí».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído