Así usaban las tarjetas 'opacas'

Los ‘tar-jetas’ de Caja Madrid: 10.000 euros en vino, 200.000 euros en muebles o 9.000 euros en joyas…

Se sabe cuánto dinero gastaron los 86 directivos de Caja Madrid y Bankia con sus tarjetas opacas, 15,25 millones de euros, pero hasta ahora se desconocía en qué habían empleado esos fondos.

En su defensa, algunos de los implicados han insistido en que la dotación extra era para gastos de representación de la entidad, un concepto difuso a la vista del uso que se le dio a los plásticos black.

El diario El País ha tenido acceso algunos de los extractos de las tarjetas. Miguel Blesa, que ha sido imputado junto con Rodrgigo Rato e Ildefonso Sánchez Barcoj, se gastó más de 10.000 euros en vinos y cavas en una tienda en Madrid a lo largo del periodo investigado. Además, se pagó caros viajes, como un safari a Sudáfrica que le costó más de 9.000 euros.

También se cargaron a su tarjeta comidas en restaurantes madrileños de postín, como el Jockey o el Horcher. De media, Blesa hacía uso de unos 54.600 euros ‘opacos’ al año, cuando su sueldo entre 2003 y 2010 ascendió a casi 20 millones de euros, según la documentación judicial.

Es decir, de media su retribución anual se situaba en los 2,4 millones de euros.

Por su parte, otros gastos que refleja el diario son los 266.400 euros que el consejero de CCOO Francisco Baquero destinó en ese tiempo a comprar mobiliario doméstico y electrodómesticos. También hay rastro del pago de su tarjeta en restaurantes de lujo.

Asimismo, se ha conocido que la responsable corporativa de Caja Madrid, Elena Gil, empleó su tarjeta para comprar joyas en Suárez por un importe total de 9.000 euros, aunque desglosado en, al menos, dos pagos distintos entre los años 2002 y 2013.

Los 99.000 euros de Rato

Rodrigo Rato, expresidente de Caja Madrid Bankia y otro de los imputados, disfrutó de hoteles, restaurantes y viajes por valor de 99.036 euros. Por el momento, Rato ha devuelto 54.837,12 euros, pero ésta es sólo la cantidad que gastó en los años 2011 y 2012.

No se sabe nada de los 44.200 euros que, según figura en la documentación, gastó en el año 2010.

Otro grupo de directivos y consejeros no gastó la mayor parte del dinero de las tarjetas en viajes, compras o restaurantes, sino que las empleo para disponer de dinero en efectivo. En concreto, José Antonio Martín, vicepresidente de IU, extrajo 365.000 euros en este tiempo; Ricardo Morado, exresponsable de sistemas, dispuso de 360.000 euros y Enrique de la Torre, exsecretario del Consejo, extrajo 224.000 euros en este periodo.

En total, 86 personas -65 miembros del consejo de administración y de la comisión de control y 21 consejeros ejecutivos y directivos- se beneficiaron de estas tarjetas emitidas al margen del circuito general y cuyos cargos se gestionaban de forma separada. Ahora están siendo investigados por Hacienda.

De los 15,25 millones de euros gastados desde 1999 a 2012, 8,96 millones correspondieron a miembros del consejo de administración y la comisión de control, mientras que los 6,28 millones restantes eran de consejeros ejecutivos y directivos de Caja Madrid.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído