La entidad central ha decidido mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,05% ante el estancamiento de la economía de la zona euro

Al imprevisible BCE se le ocurre ahora preparar un nuevo paquete de estímulos «no convencionales»

La institución europea ha informado de que también deja inalterada la facilidad marginal de crédito

Al imprevisible BCE se le ocurre ahora preparar un nuevo paquete de estímulos "no convencionales"
Mario Draghi. EP

Mario Draghi ha anunciado que hay unanimidad en el consejo de gobierno de la entidad central

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido este jueves 6 de noviembre de 2014 los tipos de interés en la zona del euro en el mínimo histórico del 0,05%.

La institución europea ha informado de que también deja inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, en el 0,30%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el menos 0,20%.

UNANIMIDAD

Durante la rueda de prensa, el presidente del BCE, Mario Draghi ha anunciado que hay unanimidad en el consejo de gobierno de la entidad central para adoptar «medidas no convencionales». Draghi ha añadido que el personal del BCE ultima estos instrumentos «para que se apliquen en caso de que sea necesario».

Draghi ha especificado que en caso de que las medidas ya adoptadas no fueran necesarias o de que la inflación no se acercarse al objetivo del 2%, el consejo de gobierno del BCE ha firmado de forma unánime que se utilicen los citados instrumentos no convencionales.

De este modo, Draghi respondía a los rumores sobre fuertes divergencias en el BCE y sobre el descontento de algunos miembros del consejo de gobierno con su forma de actuar. El dirigente de la entidad central ha asegurado que espera que la inflación se mantenga en niveles bajos antes de comenzar a recuperarse el próximo año.

Aumento del balance
Por otro lado, Draghi, ha apuntado que espera tras las medidas adoptadas hasta ahora, el balance de la entidad monetaria aumente al nivel de principios de 2012, cuando era un billón de euros superior al actual. Entonces, el balance del BCE era un billón de euros superior al de ahora. Las compras de bonos privados, que durarán al menos dos años, junto con las de inyección de liquidez a cuatro años condicionadas, «tendrán un impacto considerable en nuestro balance, que se espera se mueva hacia el nivel que tenía a comienzos de 2012», dijo Draghi.

El presidente del BCE recordó que en octubre la entidad monetaria comenzó a comprar bonos garantizados, en España conocidos como cédulas. «También empezaremos pronto a comprar bonos de titulización de activos», ha añadido Draghi.

El BCE acometió en septiembre la primera de las operaciones de refinanciación a cuatro años, a un tipo de interés fijo del 0,15%, y condicionadas a que los bancos presten a las empresas y hogares, operaciones que se van a llevar a cabo hasta junio de 2016.

Las palabras de Draghi sobre la unanimidad a la hora de tomar medidas no convencionales en caso de que fueran necesarias han impulsado el Ibex 35 que, alrededor de las 15.30 horas, subía más de un 1%. Sin embargo, pocos minutos antes de las cinco de la tarde la Bolsa rebotaba en sentido negativo y caía hasta un 0,7%. Finalmente, tras una tarde de gran volatilidad, la Bolsa española ha bajado hoy el 0,15 % arrastrada por las pérdidas de la banca, y a pesar de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado que el organismo es «unánime» en su decisión de utilizar más estímulos «si fuera necesario».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído