ENTREVISTA AL AUTOR DE 'LEONES CONTRA DIOSES' (EDICIONES PENÍNSULA)

John Müller: «La política no derrotó a la prima de riesgo sino que la engañó»

"La prima de riesgo ha sido la que nos permitió hacer las reformas"

Si alguien conoce la claves económicas de este país, ese es John Müller. El periodista y columnista de El Mundo acaba de sacar nuevo libro ‘Leones contra dioses’ (Ed. Península) en el que relata con precisión milimétrica los años más duros de la crisis, los que van de los estertores del mandato de Zapatero a los primeros compases de la legislatura de Rajoy. Periodista Digital le entrevista para conocer de primera mano qué pasó en ese período y qué soluciones podrían haberse adoptado.

SINOPSIS

‘Leones contra dioses’ es la historia de un combate desigual entre los políticos y los mercados. Entre los leones Daoíz y Velarde que custodian el Congreso de los Diputados, la sede de la soberanía nacional, y los dioses Hermes y Deméter que presiden el Palacio de la Bolsa. Una lucha que empezó en enero de 2010, cuando José Luis Rodríguez Zapatero subió al escenario de Davos y el mundo vio que España podía ser como Grecia. La prima de riesgo fue el marcador de esa confrontación.

El relato abarca a dos presidentes y sus rectificaciones. Desde Zapatero, que se cae del caballo del keynesianismo en mayo de 2010 en una cumbre en la que firmó un comunicado fantasma del que después no se ha acordado, hasta Rajoy, cuya rectificación más profunda es el discurso del «no podemos elegir» de julio de 2012, casi el lamento de un presidente mendicante.

Los años de la prima de riesgo fueron terribles para el poder político. Nunca en la historia de la democracia los mandarines vieron tan amenazado su status quo. Ni Zapatero ni Rajoy tuvieron que pedir rescate, aunque en esos tres años estuvieron varias a veces a punto de hacerlo.

De las luchas por librarse de él han quedado una reforma constitucional exprés y varias otras medidas (laborales, fiscales, financieras…). Sin embargo, su victoria momentánea ha impedido el gran cambio que muchos esperaban para que España rompiera con algunos de sus atavismos. Por eso, esta también es la historia de una oportunidad perdida.

TITULARES

Fueron muy pocos los que alertaron sobre que la entrada en el euro podría ser un error.

Esta crisis, desde el punto de vista técnico, no ha permitido resolver las deficiencias del euro. Seguimos teniendo los mismos problemas que antes de la crisis.

La política no derrotó a la prima de riesgo sino que la engañó.

Hay un déficit democrático en el funcionamiento de la Unión Europea: los miembros del ECOFIN – constituidos como un grupo informal- toman una serie de decisiones , que es verdad que luego los referenda el Consejo Europeo, pero en su generación confluyen muchos elementos que imprimen un sesgo tecnocrático a estas cosas.

La prima de riesgo ha sido la que nos permitió hacer las reformas.

El único acuerdo al que llegan Zapatero y Rajoy en las elecciones de mayo de 2010 es el de afrontar conjuntamente el problema de las cajas de ahorros y, ahí, es donde se pacta la creación del FROB.

La reestructuración de las cajas de ahorro se hace en la completa oscuridad, con una opacidad absoluta por partes del Banco de España.

Era un capitalismo de amiguetes, impresentables, nada moderno y muy poco profesional.

El Estado fue a rescatarse a sí mismo, porque esas cajas eran públicas, eran de los políticos. Aquí hay una primera tentación que es la de encubrir responsabilidades políticas que realmente hay.

Yo creo que el PP sabía perfectamente cuál era la dimensión de los problemas que había en España: el PP no podía desconocer que sus comunidades autónomas le estaban avisando de que no podían cumplir el déficit.

Incluso los propios técnicos del PP no se explican hoy cómo es posible que el PP dijera en ese momento que no sabían la auténtica dimensión de la situación.

Yo creo que Europa aceptó el mini rescate porque se juntaron el hambre y las ganas de comer: Europa llegó a la conclusión de que España era un bocado muy grande como para dejarlo caer.

El rescate a los bancos se podía haber hecho de otra manera. Fue un error enorme. Europa no consigue algo que era crucial en ese momento: separar el riesgo soberano del riesgo financiero, bancario; y no lo consigue porque obliga al soberano a pedir el crédito para rescatar a los bancos.

No se han subsanado las causas por las cuales los mercados pusieron de rodillas a los políticos españoles desde 2010 hasta 2013.

El ministro de Hacienda no cumple con la ley de estabilidad presupuestaria y se la salta a la torera un día sí y otro no.

La prima de riesgo ha sido un agente reformista.

Si vuelve a haber problemas en el euro, ahí quedará claro que los políticos no han derrotado a la prima de riesgo, sino que la han engañado.

El endeudamiento va a traer muchos consecuencias a nuestros hijos, que son los que van a pagar los impuestos.

DATOS BIOGRÁFICOS

John Müller (Osorno, Chile, 1964) estudió Periodismo en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Trabajó en el semanario chileno Hoy y fue corresponsal en Chile de Diario 16. A finales de la década de 1980 se trasladó a vivir a Madrid, donde participó en la fundación de La Gaceta de los Negocios y El Mundo. En este último diario ha sido, entre otros cargos, jefe de Internacional, subdirector de Economía y director adjunto. Durante un breve período dirigió El Universal de Caracas. En la actualidad es columnista en El Mundo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído