La cotización de la divisa europea baja de los 1,11 dólares y ha retrocedido un 18% frente al dólar en los últimos 10 meses

El euro cae a su nivel mínimo en 11 años tras el triunfo de la extrema izquierda en Grecia

La radical de Tsipras vence con un 36,3%, ocho puntos más que Nueva Democracia, del primer ministro Samarás, pero se queda a las puertas de la mayoría absoluta

El euro continuó en la madrugada de este 26 de enero de 2015su devaluación en el mercado de Tokio y llegó a tocar los 1,1155 dólares, que es el nivel más bajo en los últimos 11 años y 4 meses, después de que la formación de izquierdas Syriza gana el domingo las elecciones griegas por una amplia mayoría.

La sacudida fruto de los comicios griegos se añaden a la caída de la cotización que la divisa ya sufrió la semana pasada después de que el Banco Central Europeo (BCE) anunciase una expansión monetaria sin precedentes.

Ahora el canje con la divisa estadounidense sigue los 1,12 dólares.

Los inversores mostraron así «cierta inquietud» sobre las políticas que pueda poner en marcha el nuevo Gobierno griego y su relación con la eurozona, según dijo el experto Yuzo Sakai, de Tokyo Forex & Ueda Harlow, en declaraciones a la agencia Kyodo recogidas por Efe.

Este domingo, durante el recuento, los primeros movimientos se produjeron en los mercados neozelandeses y australianos, y el euro perdió otro 0,4% frente al dólar, para marcar un mínimo de los últimos 13 años en los 1,1098 dólares, frente a los 1,12 dólares que marcó al cierre de los mercados americanos el pasado viernes.

RESULTADOS ELECTORALES

El cambio, un cambio histórico, se abrió paso decididamente este domingo en Grecia con la victoria del partido izquierdista Syriza con el 36,3% de los votos y 149 escaños, rozando la mayoría absoluta, sobre la conservadora Nueva Democracia del primer ministro en funciones Andonis Samarás, que se quedó en el 27,8% de apoyos (76 diputados), con el 99,8% de las papeletas escrutadas.

El tercer puesto corresponde al partido neonazi Aurora Dorada, con un porcentaje cercano al de 2012 (el 6,3%, 17 electos).

Un escenario inquietante, ya que, si Syriza no logra arañar los 151 escaños que le darían la mayoría absoluta, aunque precaria, y los dos primeros partidos no consiguen formar Gobierno, el mandato recaería en los neonazis, una formación abiertamente antisistema y con su cúpula directiva en la cárcel por asociación criminal.

En cuarto lugar queda el centrista y proeuropeo To Potami (El Río), con el 6% (17 escaños). A continuación, siguen el Partido Comunista de Grecia (KKE, en sus siglas helenas), con el 5,4% (15 asientos), y Griegos Independientes (ANEL), con el 4,7% y 13 escaños.

En el furgón de cola, como último clasificado, figura el socialdemócrata Pasok, socio menor del Gobierno en funciones, con el 4,6% (13 puestos).

El Movimiento de los Socialistas Democráticos del ex primer ministro Yorgos Papandreu (2,4%) no logra representación parlamentaria al no superar el 3% mínimo exigido, con lo que en el nuevo Parlamento se sentarán siete partidos.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído