Comisión de Aeropuertos británica insta expandir Heathrow lo que crearía 70.000 empleos en 2050

La Comisión de Aeropuertos de Reino Unido ha publicado este miércoles su informe final con recomendaciones para aumentar la capacidad de Heathrow (Londres), instando a la construcción de una tercera pista para así «reforzar la conexión aérea internacional», lo que supondría la creación de 70.000 nuevos empleos, según informa el organismo.

La ampliación del aeropuerto supondría 40 nuevos destinos en 2050, sin perjudicar al vecindario, ya que se tomarían una serie de medidas al respecto, como son la prohibición de vuelos nocturnos de las 23.30 horas a las 06.00 hora local.

El impacto en el Producto Interior Bruto (PIB) se calcula en 147.000 millones de libras esterlinas (132.285 millones de euros) al elegir Heathrow frente a la expansión del aeropuerto de Gatwick, que se calculaba en 89.000 millones de libras esterlinas (80.142 millones de euros) en 2050.

«Heathrow es el mejor lugar para este tipo de capacidad que es necesaria de manera urgente: vuelos de largo radio a nuevos mercados», ha defendido el presidente de la Comisión, Howard Davies.

El organismo recomienda no aumentar más el aeropuerto a una cuarta pista, así como implementar un programa de mitigación del ruido y emplear aviones respetuosos con el medio ambiente.

EVITAR EL COLAPSO DE LA CAPACIDAD AEREA.

El informe detalla además que «el problema de la capacidad del aeropuerto de Londres ha dejado perplejos a los gobiernos durante más de 50 años». A finales de 2012, se creó la Comisión de Aeropuertos para analizar y evitar el deterioro y colapso aeroportuario, que se produciría en 2040 de seguir la situación presente.

«Una nueva pista es necesaria en el sudeste del país», donde se ubica Heathrow, «lo que significa una decisión firme pronto» de cara a 2030, ha recalcado el presidente.

Esta recomendación sale adelante frente a otras propuestas como la expansión del aeropuerto de Gatwick o la ampliación de una de las pistas de Heathrow, debido sobre todo a las molestias sonoras. «Los costes son altos, pero financiables con el sector privado e inversores», defiende Davies.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído