El tipo se dio a la fuga con el cuchillo ensangrentado en ristre

El cocinero chino mata a su jefe en su primer día de trabajo en un restaurante de Madrid

Estaba en periodo de prueba, discutió con el chef y le cosió a puñaladas, las más graves en el pecho

El cocinero chino mata a su jefe en su primer día de trabajo en un restaurante de Madrid
Crimen, sangre, asesino y cuchillo. PD

La tragedia ocurrió este 10 de julio de 2015 en el restaurante oriental China Té, situado en el número 60 de la calle de Santa Hortensia (Chamartín)

Menudas las gastan los chinos. Era su primer día de trabajo y ha sido el último. Aspiraba a obtener un empleo y acabó cosiendo a puñaladas a su jefe y dándose a la fuga, una vez consumado el crimen.

La tragedia ocurrió este 10 de julio de 2015 en el restaurante oriental China Té, situado en el número 60 de la calle de Santa Hortensia (Chamartín).

El autor de los hechos, al que la Policía Nacional busca, acudió este viernes a realizar una prueba a ese lugar, regentado por un matrimonio oriental, como todo el personal, salvo el maître, que es español.

Explica M.J. Alvarez en ‘ABC‘ que el nuevo es cocinero y estuvo toda la mañana elaborando platos a las órdenes del jefe de cocina.

Todo parecía transcurrir con normalidad cuando sobre las 15.30 horas, con el establecimiento a pleno rendimiento, el dueño del local salió a buscar al encargado a la entrada.

Tenía cara de preocupación y, visiblemente alterado, le indicó: «¡Por favor, llama a una ambulancia, rápido!».

Así lo hizo Raúl Elías, que se disponía a acomodar a unos comensales.

Tendido en el suelo de la estrecha y larga cocina estaba el chef, de unos cuarenta y tantos años, totalmente ensangrentado.

Había recibido cuchilladas por todo el cuerpo, las más graves en el pecho, que fueron las que le causaron la muerte. Al parecer, se desató una pelea entre ambos, por causas que están siendo investigadas, que acabó de forma inesperada.

Acto seguido, el asesino huyó del lugar por una pequeña puerta en donde los agentes del Grupo V de Homicidios tomaron huellas dactilares y otros vestigios.

El mensaje que recibió el 112 alertaba de que una persona había sufrido algunos cortes en la cocina de un restaurante. Hasta ahí se desplazó una UVI-móvil del Summa, pensando que se trataba de un accidente. Nada más lejos de la realidad.
Murió de camino al hospital

Los sanitarios estabilizaron a la víctima y la intubaron para trasladarla hasta el Hospital de La Princesa. En la ambulancia sufrió una parada cardiorrespiratora de la que no se recuperó, informaron fuentes de Emergencias 112 y de la Jefatura Superior.

«Los clientes no se percataron de los gritos que profirieron los dos hombres, ya que estaban en otra habitación».

«China Té es un restaurante reputado porque se come muy bien y vienen, incluso, famosos. Lo que ha pasado ha sido una discusión, no tiene nada que ver con las mafias chinas».

«No es la primera vez que el chef reñía con los empleados y en las broncas alguno que otro sufrió algún corte».

 Los vecinos se quedaron consternados al conocer la desgracia, tras ver a la Policía tomar huellas de la puerta y recoger varios trapos manchados de sangre.

«Si hemos ido muchas veces a cenar. Es un sitio limpio, tranquilo y te atienden estupendamente. ¡Qué horror!», aseguraban dos mujeres.

«Yo, al ver tantos coches de la Policía Nacional pensé que había entrado alguien y había agredido a algún cliente, jamás que fuera una pelea entre compañeros».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído