La canciller Angela Merkel asume como un éxito político el caso español porque avala las políticas de ajustes que demandó

La prensa alemana en bloque atribuye a Rajoy el mérito del ‘milagro económico’

En febrero de 2013 el diario «Tageszeitung» hablaba de Rajoy como «un muerto viviente» y anticipaba el ascenso en España de formaciones como IU y UPyD

La prensa alemana en bloque atribuye a Rajoy el mérito del 'milagro económico'
Mariano Rajoy y Angela Merkel. EP

Süddeutsche Zeitung» plantea que las cifras económicas que Rajoy traía en su maleta confirman una vez más que España ha logrado dar un giro

La actualidad política alemana se centra esta semana en la crisis de los refugiados, que a través de Hungría tienen Alemania como su destino predilecto.

La visita de Mariano Rajoy ha gozado sin embargo de buen tratamiento en la prensa generalista y en la económica especializada (Angela Merkel: «España está contribuyendo a que Europa salga de la crisis»).

El propio Rajoy debutó en su visita alemana con un artículo en el diario financiero «Handelsblatt» en el que afirmaba que «la experiencia española muestra que este es el camino hacia el bienestar (Demagogia barata ‘made in Pablo Iglesias’: «Merkel está contenta con el virrey Rajoy que le da mano de obra barata»).

La falta de disposición a las reformas de un país no sólo perjudica el proyecto europeo sino también repercute negativamente en el bienestar de los propios ciudadanos».

Como recoge V.R. Almirón en ‘ABC‘ este 3 de septiembre de 2015, la prensa alemana compró, tal vez con menos euforia, el discurso económico del Gobierno español. Atrás quedan los años 2012 y 2013 en los que los medios y la sociedad alemana equiparaban a España con Grecia e Italia y anticipaban, incluso alentaban, la salida de España del euro.

En febrero de 2013 el diario «Tageszeitung» hablaba de Rajoy como «un muerto viviente» y anticipaba el ascenso en España de formaciones como IU y UPyD. Erraron el tiro.

Sintonía total

Hoy todo ha cambiado. Merkel y Rajoy exhibieron una total sintonía personal y política en los dos días que duró la visita al país germano.

Si bien Merkel siempre se mostró firme en su idea de apoyar a Rajoy, en los primeros tiempos del mandato, la desconfianza hacia la economía española generó distancias más severas de lo que la cercanía ideológica podía hacer prever.

Todo ello ha tenido su repercusión en los medios alemanes. Uno de los más explícitos fue el analista Thomas Urban, que en un editorial en «Süddeutsche Zeitung» plantea que las cifras económicas que Rajoy traía en su maleta «confirman una vez más que España ha logrado dar un giro».

Aunque no obvia los graves problemas del mercado de trabajo, reconoce que «todos los datos indicativos dan a entender que España tomó el rumbo acertado para salir de la crisis».

Uno de los aspectos más destacados es que la visita no es solo de provecho para Rajoy, que también logró de Merkel un apoyo claro en su estrategia sobre Cataluña, sino que también supone un éxito político para la canciller alemana.

«También para Angela Merkel las cifras que se dan desde Madrid son una muy buena noticia, puesto que confirman su credo: una crisis de deuda sólo puede superarse con un programa de ahorro vinculado a drásticas reformas estructurales. El término clave para ello es: austeridad».

Y si no faltan las buenas palabras para Rajoy, también hay espacio para las críticas a su antecesor socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, del que el editorial del diario alemán dice que puso en práctica un programa coyuntural que «se deshizo en humo sin surtir ningún efecto, y lo que quedó fue un déficit enorme».

La visita tuvo repercusión en muchos otros medios, como el «Frankfutter Neue Presse», que escribía en el día de ayer que «los defensores de la política adoptada contra la crisis europea, con la canciller Merkel a la cabeza, tienen en España muchos argumentos contra los críticos. Sus datos económicos demuestran vigor y van hacia arriba».

Motor del crecimiento

Dicho artículo incide también en que hace tan solo tres años España tuvo que recibir ayuda europea para sanear el sector financiero, y que ahora ha dejado de ser «el enfermo de Europa», para convertirse en uno de los motores del crecimiento.

Unas buenas palabras a las que también se sumó el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, que ve a España como un modelo para otros países en crisis del euro.

«España es nuestro mejor argumento de que hemos hecho muchas cosas bien. España simplemente tiene que mantener el curso».

El «Frankfutter Allemaigne» destaca que «después de un período difícil y muchas reformas, España alcanzará probablemente el doble de altas tasas de crecimiento de este año en comparación con Alemania».

«Junge Welt» no pasa por alto sin embargo el carácter electoral de la visita. Comienza un artículo refiriéndose a la visita como el «comienzo» de la campaña con vistas a las elecciones parlamentarias de finales de año, y dice que Rajoy consiguió el apoyo de la canciller Merkel.

El texto elogia el desarrollo en la cuarta economía de la zona euro. Abunda en la idea de que España registrará en los próximos ejercicios tasas de crecimiento que duplicarán las de Alemania, y recuerda las palabras que están predicando desde el Gobierno alemán:

«Esto demuestra que las reformas aplicadas funcionan».

El Gobierno español ha buscado con esta visita trasladar varios mensajes. El primero es incidir en el discurso de la recuperación económica, y hacerlo de la mano de la mujer que apadrinaba sus políticas y que centraba las iras de las políticas de ajuste.

Pero también, más allá de la lectura económica se pretendía trasladar una imagen de estabilidad política y de apoyo internacional en vísperas del escenario electoral.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído