La inclusión de la moneda china como SDR encarecerá en un 20% los préstamos y rescates del FMI

El yuan será un lastre para el FMI

El yuan será un lastre para el FMI
China, el yuan y el expansionismo económico chino. CH

A comienzos de semana conocimos como el Fondo Monetario Internacional aceptaba oficialmente al yuan como parte de las divisas que compondrán a partir del 1 de octubre de 2016 sus Derechos Especiales de Giro (SDR, por sus siglas en inglés), la moneda virtual con la que la institución realiza sus transacciones.

Este club, hasta ahora formado por el dólar, el euro, el yen y la libra esterlina, confirmará el nuevo papel del yuan como divisa de reserva internacional.

Aunque los efectos de esta decisión no comenzarán a notarse hasta dentro de un tiempo, y muchos tachan esta inclusión como un hecho meramente simbólico, es cierto que los intereses sobre los préstamos y rescates que ofrece el Fondo comenzarán a encarecerse.

Según explica Jose Luis de Haro en ‘El Economista’, desde el Council on Foreign Relations, incluso aunque los tipos de interés en EEUU, la eurozona, Japón y Reino Unido permanecieran sin cambios, los intereses sobre las ayudas que ofrece el Fondo subirán en al menos 21 puntos básicos tras la llegada del yuan a la cesta de divisas del SDR, lo que supone un 20% más que la actual tasa, estimada en el 1,05%.

El Fondo estima los tipos de interés sobre sus préstamos a través de una fórmula que calcula la media de la rentabilidad que pagan los países cuyas divisas componen el SDR a la hora de financiar su deuda a corto plazo (3 meses) a la que añade 100 puntos básicos. En estos momentos, la rentabilidad de la deuda soberana china a corto plazo es mucho más alta que la del resto de países.

Entonces, ¿cómo podria afectar este hecho a los miembros que reciben rescates o préstamos del Fondo?. Según Benn Steil, experto del Council on Foreign Relations, si tomamos como referencia los 300 millones de euros que Grecia no pudo costear el pasado junio, la factura hubiera costado 65 millones de euros más si el SDR hubiera contado con el yuan por aquel entonces.

No sólo los intereses serán más caros sobre los préstamos de la institución a partir de octubre del año que viene sino que también serán mucho más volátiles si tenemos en cuenta que la variabilidad de los intereses chinos es mucho más amplia que la de países como EEUU o la propia eurozona.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído