Pros y contras del barril de crudo a 20 dólares

Paul Krugman: «El desplome del petróleo puede ser un gran lastre para las economías avanzadas»

Arabia Saudí tiene un agujero financiero e implementa políticas de austeridad drásticas

Paul Krugman: "El desplome del petróleo puede ser un gran lastre para las economías avanzadas"
Paul Krugman. PK

Los 'ricos' países productores de petróleo pueden tirar de sus reservas para mantener el gasto público durante un tiempo

Paul Krugman, premio Nobel y profesor de Economía en la Universidad de Princeton, cree que un fuerte descenso de los precios del petróleo puede convertirse en un lastre para la economía mundial.

Por el contrario, un pequeño descenso del precio del crudo puede ser bueno para la economía.

Pero la actual caída es demasiado abultada, por lo que «puede tener efectos muy drásticos sobre los productores».

Krugman asegura en su blog en The New York Times:

 «Un 10% o 20% de caída del petróleo puede tener efectos positivos. Pero un descenso del 70% tendrá realmente efectos drásticos sobre los productores; que finalmente tendrán fuertes problemas de liquidez».

Normalmente, un descenso de los precios del petróleo suelen servir como forma de redistribuir los ingresos entre agentes. Las familias con menos ingresos tienen una mayor propensión a consumir (tienen que dedicar un mayor porcentaje de su renta al consumo), por lo que supone un balón de oxígeno.

Mientras que los ‘ricos’ países productores de petróleo pueden tirar de sus reservas para mantener el gasto público durante un tiempo.

Sin embargo, cuando el descenso del petróleo es mucho más acusado y prolongado los efectos pueden pasar a ser negativos.

Estos efectos ya se están viendo:

«Arabia Saudí se está viendo forzada a implementar políticas de austeridad muy drásticas, mientras que las empresas de fracking, que están muy endeudadas, se enfrentan a una crisis de sus balances financieros».

«Las pequeñas caídas del precio del petróleo pueden tener efectos expansionistas a través de varios canales, pero las grandes caídas pueden poner en marcha un proceso de desapalancamiento forzoso entre los productores y terminar siendo un lastre significativo para la economía mundial, especialmente para las economías desarrolladas que todavía se encuentran en una trampa de liquidez».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído