El millonario se pone corto y apuesta por la caída de las bolsas

El magnate George Soros se prepara para lo peor

La incertidumbre que reina en los mercados ha llevado a Geroge Soros a prepararse para lo peor (George Soros alerta de que el ‘Brexit’ puede «desintegrar» la Unión Europea).

Según informa The Wall Street Journal, el famoso millonario habría optado por la apertura de posiciones cortas en una multitud de acciones para aprovecharse de los diversos problemas económicos y políticos que aquejan al mundo, en particular a China (George Soros: China advierte al multimillonario de que su «guerra» contra el yuan está «condenada al fracaso»).

El diario explica que el filántropo octogenario está llevando una serie de apuestas bajistas, vendiendo acciones y comprando simultáneamente oro y títulos de mineras. El preciado metal se comporta como un buen refugio en tiempos de agitación.

Y es que el panorama económico que dibuja Soros, cuyo nombre está asociado a la caída de la libra esterlina en 1992, parece más que sombrío y más cuando, según explica WSJ, el famoso inversor ha vuelto a encerrarse en su despacho tras años centrado en la filantropía y asuntos políticos.

Con todo, el pesimismo del magnate no supone una novedad. A finales de abril, Soros aseguraba que la economía china, impulsada por la deuda, le recordaba a la de EEUU antes de que el mercado de crédito se agarrotase y propiciase la recesión global. En particular, el inversor advertía que lo que estaba pasando en China le invocaba a lo que sucedió durante la crisis financiera en EEUU en 2007 y 2008.

En enero, el gestor ya anticipaba que el aterrizaje forzoso de la economía asiática era «prácticamente inevitable» y añadía que una crisis empeoraría las presiones deflacionarias mundiales, arrastrando a las bolsas e impulsando la deuda pública de EEUU.

¿Colapso de la Unión Europea?

Pues bien, meses después, el millonario sigue con su percepción escéptica de la economía y ya no sólo de China. En lo que se refiere a la Unión Europea, Soros sostiene que hay altas posibilidad de colapso ante la crisis migratoria, los problemas de Grecia y la hipotética salida de Reino Unido del euro.

«Si Reino Unido se va, podría desencadenar un éxodo generalizado, y la desintegración de la UE sería prácticamente inevitable», ha comentado Soros, que, sin embargo, ha reconocido que la reciente fortaleza de la libra es un signo de que un voto favorable a la salida es menos probable.

El magnate espera que el voto a favor de permanecer en el conjunto de países comunitarios gane terreno conforme se vaya acercando la fecha del referéndum. «Los mercados no siempre tienen razón, pero en este caso estoy de acuerdo con ellos», ha indicado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído