Tráfico cesa a la subdirectora Marta Carrera por amañar los cursos de recuperación de puntos

Dimite María Seguí, la directora general de Tráfico investigada por financiar tres proyectos a dedo de su marido

La directora general de Tráfico, María Seguí, no ha querido esperar a que el Ministerio del Interior finalizase su investigación sobre sus presuntas corruptelas. Seguí ha presentado su renuncia al titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, que se la ha aceptado.

Su departamento tenía previsto cerrar la próxima semana la investigación para aflorar si realmente concedió fondos públicos a su marido para que desarrollase tres proyectos de investigación en la Universidad de Zaragoza.

El esposo, Francisco José Valdés, había comentado a su jefe de laboratorio, Juan José Alba, que él podría traer contratos a dedo con la DGT gracias a su mujer.

Además, la pareja de Seguí se benefició de un lujoso viaje a Cancún pagado por la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), que desde hace 10 años controla gracias a una adjudicación de la DGT la gestión de los cursos de recuperación de puntos.

Todo ello llevó al investigador Alba a denunciar al matrimonio Seguí-López Valdés ante la Fiscalía Provincial de Zaragoza por los presuntos delitos de cohecho, tráfico de influencias, extorsión y chantaje.

Hace dos semanas, la responsable de Formación Vial de la DGT, Marta Carrera, fue cesada por Seguí tras aparecer en unas grabaciones con el presidente de la CNAE, José Miguel Báez, supuestamente amañando un concurso público para la concesión de los cursos de recuperación de puntos.

Seguí la relevó de su cargo como cortafuegos para que nadie pusiese en duda su gestión. El problema es que dos días después publicábamos que había financiado con dinero público proyectos de investigación de su marido. Un extremo que negó López Valdés en varias entrevistas pero que las fichas de adjudicación de la DGT desmienten rotundamente.

Cristóbal Cremades Rodríguez, secretario general de la DGT, asumirá de momento el cargo de María Seguí.

Seguí denuncia una «guerra sucia»

«La situación económica y política y el entorno de crispación son tales y en estos momentos estamos jugando a guerras sucias de intereses y conflictos económicos y políticos; yo en esta guerra no pinto nada, esa no es mi guerra», ha sentenciado la ya ex directora de la DGT en declaraciones a la Cadena Ser.

En este contexto, Seguí se ve como parte de un «juego de caza mayor».

«Me voy muy tranquila, tengo la conciencia muy tranquila. Todos los que han vivido en primera persona mi actuación en estos cuatro años y medio saben perfectamente que si algo he hecho es precisamente pelear para que la gestión del dinero público fuera con carácter transparente, riguroso y competitivo»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído