Cómo comparar entre distintas Tarjetas de Prepago

Cómo comparar entre distintas Tarjetas de Prepago
Tarjetas de pago Pixabay

Las tarjetas de prepago son una de las herramientas bancarias que permiten efectuar pagos de consumo con gran seguridad sin utilizar dinero efectivo.

Popularmente denominadas «monederos electrónicos», al efectuar los pagos funcionan de modo similar al de las tarjetas de débito: solamente podemos gastar hasta el tope de nuestro saldo. Pero dicho importe no se carga en tu cuenta. Es una tarjeta que se recarga, o se rellena, por el importe que desees y solamente puedes gastar hasta el límite por el que la has recargado, es decir los cargos se hacen en el saldo de la propia tarjeta.

Esta recarga es el equivalente al reintegro de efectivo que, por otro lado, también pueden realizar si está estipulado en su contrato, y ambos se hacen con cargo a la cuenta bancaria de la que dependen, no pudiendo, como las tarjetas de débito, superar el saldo de la propia cuenta.

Comparar entre distintas tarjetas de prepago dependerá fundamentalmente de factores técnicos, de funcionamiento para su uso, y de la cuota de emisión y de renovación, que expondremos a continuación.

Su ventaja frente al resto de tarjetas la proporciona su gran seguridad en las compras online (algunas de ellas denominadas «tarjeta virtual») ya que el cliente la recarga por el importe de la compra que va a realizar y tras el pago la tarjeta (monedero) queda vacía, sin saldo, lo cual evita suplantaciones de identidad y compras fraudulentas.

Otros usos extendidos son las «tarjetas regalo», los monederos para menores y otros usos.

Motivos para elegir una tarjeta de prepago en lugar de otra tarjeta

  • Fácil obtención y contratación. Se hallan disponibles vía online, además de las oficinas de las entidades financieras o centros comerciales.
  • Confidencialidad. Posiblemente la razón fundamental para elegir las tarjetas regalo, ya que no van asociadas a un titular ni una cuenta bancaria: son simplemente dinero de plástico sin vinculación distinta a su portador.
  • Se aceptan a nivel internacional, vinculadas a plataformas de «pago seguro» en la Web.
  • Bonificaciones. Entre algunas tarjetas de prepago y algunas Empresas e Instituciones suele existir una relación que conlleva disfrutar de descuentos en determinadas compras (de cultura, ocio, o consumo en general).

Riesgos e inconvenientes de las tarjetas de prepago son:

  • Su pérdida ya que, como el dinero efectivo, pueden ser utilizadas por el portador sin ninguna identificación asociada a dicha tarjeta.
  • El principal inconveniente de las tarjetas prepago es la dificultad para disputar cargos fraudulentos.
  • El saldo «excesivo» cuando se realizan compras online porque, en caso de ser pirateadas puede ser utilizado de modo fraudulento el saldo remanente. El modo de eliminar este riesgo es cargar la tarjeta de prepago con el saldo que se necesite para las compras que se deban pagar con ella.
  • Como su naturaleza determina, no se pueden financiar las compras ni obtener dinero a crédito, lo cual es a la vez un inconveniente y una ventaja.

Emisor de la tarjeta de prepago
Existen tarjetas de prepago de dos tipos:

Vinculadas a una entidad financiera
Dependen de una cuenta corriente, con titularidad definida. Debes solicitarlas porque, por lo general, no son promocionadas por el Banco como las tarjetas de crédito y las de débito.

Las recargas de la tarjeta de prepago se hacen con cargo a dicha cuenta, estando siempre limitadas por el saldo total de la cuenta y del límite de reintegro establecido en el contrato.

Tarjetas de prepago no vinculadas
Se contratan con la empresa emisora de dicha tarjeta, sin cambiar de Banco y se recargan con aportaciones desde diferentes cuentas bancarias o en cajeros automáticos.

Se pueden contratar con empresas financieras, vía online, o con empresas comerciales para compras en sus propios centros. En este caso se pueden recargar con fondos desde tu propio Banco o con dinero efectivo en los centros de la empresa comercial.

De este modo, un factor importante para decidir la tarjeta de prepago, es la red de cajeros disponible para su recarga, asociados o no con el banco donde tengas contratada la cuenta y la tarjeta, o/y las facilidades que proporcionan las Empresas financieras o comerciales para dicha recarga.

Factores financieros que determinan cómo comparar entre distintas tarjetas de prepago.
Es la variable fundamental que determina la elección de la tarjeta de prepago.

  • Gastos de emisión y de renovación, como cualquier otra tarjeta bancaria.
  • Comisiones por recarga. Aún en la red de cajeros de tu propio Banco pueden cargarte estas comisiones, al igual que te pueden efectuar recargos por operación o/y por capital.

Como con todos los factores asociados a la contratación, renovación y uso, debes negociarlo con el Banco o la empresa emisora porque ahí tendrás los datos fundamentales para comparar entre las distintas tarjetas de prepago y cómo decidir cuál contratar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído