Desafío secesionista a España

Los principales índices económicos de Cataluña ya están en negativo

El número de empresas fugadas ya supera las 800

Los principales índices económicos de Cataluña ya están en negativo
Los nocivos efectos del independentismo en la economía de Cataluña. CT

La demanda eléctrica en la industria de la zona cayó un 0,8% en septiembre y se prevé que el dato de octubre también sea malo

El semáforo se ha puesto en rojo para la economía catalana. Los principales índices de la Generalitat de Cataluña muestran ya claros síntomas de ralentización de la actividad económica. De acuerdo con las cifras de Idescat, el INE catalán, el pasado mes de septiembre la demanda eléctrica en la industria cayó un 0,8%, lo que supone un síntoma claro de moderación.

El dato de octubre, que todavía se desconoce, también podría ser negativo además de por el evidente parón económico que se vive este mes en Cataluña, por la huelga del pasado día 3-O, aunque no fue secundada por la industria.

Aunque es cierto que a lo largo del año se producen oscilaciones en el consumo eléctrico, el dato es especialmente significativo si se tiene en cuenta que en el acumulado del año se registra aún un crecimiento del 3,1%, por lo que parece que, en septiembre, coincidiendo con el inicio del mayor periodo de inestabilidad política, se habría producido un cambio de tendencia.

Como subrayan Javier Romera y Cristina Triana en ‘El Economista’, este 19 de octubre de 2017,, la demanda eléctrica cayó en septiembre en conjunto un 0,2% en Cataluña, cuando en el mismo mes de 2016 había crecido un 5%. En el conjunto de España, al menos hasta agosto, que es el último dato disponible, la demanda continuaba creciendo; concretamente un 2,2%, de acuerdo con Red Eléctrica.

Desplome

Especialmente llamativo resulta también el desplome registrado en septiembre en la matriculación de vehículos industriales. Ascendieron en su conjunto a 2.402, lo que supone un 8,6% menos que en el mismo mes del año pasado. Y eso frente a un crecimiento en el conjunto de España del 4,7% en ese mismo periodo.

La matriculación de turismos se redujo algo menos en septiembre; un 0,4%, con lo que las ventas totales cayeron un 5,7%. Y fue un mes, el de septiembre, en el que a nivel nacional las ventas subieron un 3,1%.

Los concesionarios de Barcelona anticipan unos datos mucho más negativos de cara al futuro, que todavía no se reflejan en los oficiales, pero que repercutirán en la cifras del cuarto trimestre. De acuerdo con el Gremio del Motor de Barcelona, las ventas de coches habrían caído entre un 30 y un 40% entre el 1 y el 15 de octubre; lo que confirmaría una fuerte contracción del consumo durante la primera quincena de este mes.

En el segundo trimestre del año, mientras que en toda España la inversión extranjera creció un 12,7%, en Cataluña cayó un 10,2%. El descenso es del 21% en la industria manufacturera y del 46,7% en el comercio.

Menos confianza

La crisis, además, continúa dañando el tejido empresarial catalán. Si el lunes habían salido 68 empresas, el martes fueron 105 las que se fueron a otra comunidad autónoma, elevando la cifra por encima de las 800.

Estas fugas, además, están acompañadas por una importante caída de la creación de empresas. De acuerdo con datos del Registro Mercantil, en septiembre se redujo más de un 30% en Cataluña, prácticamente triplicando la cifra del conjunto español.

Los enajenados independentistas nada pacíficos que la Guardia Civil tiene que aguantar estoicamente

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído