Demografía y Natalidad

España sube hasta los 46,6 millones de habitantes por la llegada de inmigrantes

El número de españoles se redujo (muere más gente de la que nace), mientras que sólo en 2017 llegaron 532.482 personas procedentes del extranjero

España sube hasta los 46,6 millones de habitantes por la llegada de inmigrantes
La llegada de inmigrantes a Esapañ alcanza su máximo desde 2008. EP

La población cerró 2017 en 46,6 millones de habitantes, máximos de 2013

La llegada de inmigrantes a España volvió a aumentar y registró niveles de 2008. Según la última estadística del INE, durante 2017 llegaron 532.482 personas procedentes del extranjero, una cifra que permitió el aumento de la población española por segundo año consecutivo, hasta los 46,6 millones de habitantes a fecha de 1 de enero de 2018 (132.263 personas más que el año anterior) (España sufre la tormenta demográfica perfecta: emigración, envejecimiento y baja natalidad).

El crecimiento de la población, hasta máximos de 2013, se produjo gracias al avance de la llegada de inmigrantes que compensó la sangría demográfica de la población española. Y es que, el saldo vegetativo, que resulta de restar el número de nacimientos menos las defunciones, sigue siendo negativo (-31.245 personas).

En resumen, el saldo migratorio con el exterior aumentó en 164.604 personas durante 2017. El dato, resultado de las 532.482 personas procedentes del extranjero menos las 367.878 que abandonaron España, ha logrado revertir la tendencia negativa iniciada en 2010. En términos relativos, la inmigración aumentó un 28,4% en 2017 y la emigración un 12,4%.

Del total de inmigrantes procedentes del extranjero, 78.058 personas (el 14,7% del total) tenían nacionalidad española y el resto (454.424) eran extranjeros. Pero ¿de dónde proceden esas personas? Las principales nacionalidades fueron la marroquí (con 39.847 llegadas), la colombiana (34.210) y la venezolana (31.468). Los mayores incrementos de migrantes provinieron de Venezuela, Colombia, Italia y Marruecos, mientras que las mayores disminuciones fueron en Rumanía, Reino Unido y Ecuador.

Los resultados se producen en un momento en el que Europa se enfrenta a una creciente afluencia de migrantes, principalmente del norte de África y países devastados por la guerra como Siria, después de que las llegadas al Mediterráneo se disparasen en 2015. Este fin de semana, los líderes de la UE se reunieron en Bruselas para buscar una «solución europea» al problema.

En cuanto a la emigración, de las 367.878 personas que se marcharon al extranjero, 87.685 (un 23,8% del total) eran españolas y, de estas, 54.923 habían nacido en España. El resto de los emigrantes (280.193) eran extranjeros. ¿A dónde van estas personas?

Los principales países receptores de emigrantes españoles fueron Reino Unido, Francia, EEUU, Alemania y Ecuador. El INE recuerda que Cabe destacar que en casos como los de Ecuador, Colombia o Bolivia se trata, fundamentalmente, de población no nacida en España o de niños menores de 16 años, lo que parece indicar una migración de retorno de ciudadanos extranjeros que han adquirido la nacionalidad española junto con sus hijos nacidos en España.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído