Economía
El Brexit, Gran Bretaña y su referéndum sobre la Unión Eiropea (UE). EP

No parece tener fin (Brexit: El Reino Unido elimina ya las palabras "Unión Europea" de los pasaportes de sus ciudadanos).

Ecriben al alimón María-Paz López desde Berlín, Jaume Masdeu desde Bruselas y Eusebio Val desde París una brillante crónica en La Vanguardia que arranca afirmando que la película de este penúltimo episodio del Brexit podría titularse 'Dos policías y un destino' (El FMI alerta del impacto en la economía mundial que van a tener el Brexit y la guerra comercial China-EEUU):

Con los dos policías se entrevistó ayer martes la primera ministra británica, Theresa May, a la búsqueda de una prórroga convertida en su misión existencial, su destino inmediato. Se vio con Angela Merkel, el policía bueno, en Berlín, y con Emmanuel Macron, que ejerce de policía malo, en París, mientras en Bruselas los embajadores de los 27 discutían el borrador de la conclusiones de la decisiva cumbre de este miércoles.

En este contexto, la oferta de la UE ya se ha concretado. Plantea una prórroga flexible del Brexit de duración aún sin fijar pero no superior a un año, y con condiciones; muy en concreto una, la exigencia de que Londres demuestre una "sincera cooperación" mientras siga siendo miembro de la Unión Europea.

En el borrador se especifica el compromiso de Londres de "actuar de forma constructiva y responsable durante este período con la obligación de una sincera cooperación y espera que el Reino Unido cumpla con su obligación de forma que refleje su situación de Estado miembro en retirada... y evitando toda medida que pueda poner en riesgo la realización de los objetivos de la UE".

Son las fórmulas con las que la UE quiere minimizar su gran temor, que un Reino Unido en proceso de salida, pero manteniendo todos los derechos, pueda estar tentado de sabotear a la UE desde dentro.

Este miedo, junto con la incertidumbre que puede crear una prolongación del Brexit, son los inconvenientes de conceder la prórroga.

Pero, ante la amenaza de un Brexit brutal, los 27 están dispuestos a ofrecerla. Presentan una prórroga flexible que pueda interrumpirse en cuanto el acuerdo de Retirada sea ratificado por las dos partes.

En el borrador está aún en blanco la fecha tope de la prórroga, algo que tendrán que rellenar los jefes de Gobierno cuando se reúnan a las seis de la tarde de este miércoles 10 de abril, pero probablemente será de meses, hasta un máximo de un año.