Economía
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. EP

El caso es asegurarse la cartera (Losantos estalla contra los 'señores de la pasta' de la CEOE: "Dejen de financiar a El País y laSexta, ustedes tienen pasta pero no tienen vergüenza").

La victoria del PSOE en las elecciones del 28 de abril, aunque ha sido clara, no es definitiva.

Llega el momento de las negociaciones y los pactos, y los empresarios miran con preocupación un posible Gobierno girado a la izquierda.

Su escenario idóneo es una coalición de gobierno entre Pedro Sánchez y Albert Rivera. Las matemáticas cuadran, pero no la política. Por eso el presidente de la patronal, Antonio Garamendi, considera que es el momento de tener visión de Estado y pide a Ciudadanos y Partido Popular que se abstengan para permitir un Gobierno monocolor del PSOE.

La abstención sería a cambio de un acuerdo en el que el PSOE se comprometiera a realizar una legislatura moderada y responsable.

Así lo explica Garamendi:

"No sé por qué Ciudadanos o PP no podrían permitir un Gobierno del PSOE".

"Exigir a Rivera que permita la investidura de Sánchez él solo es demasiado, sería pedirle que se quemara, por eso tiene sentido un pacto 'a la alemana' en el que PP y Ciudadanos permitieran que el PSOE gobierne en solitario".

Sería la fórmula para evitar que los dos partidos se criticasen mutuamente y, además, permitiría a Sánchez gobernar sin las exigencias continuas de Podemos.