En diez años, el exministro ha percibido de la Junta 1,2 millones de euros

Susana Díaz escondió el contrato fantasma del ex ministro Bernat Soria en la Junta y por el que aún cobra 150.000 euros

Un informe desmuestra que Soria no respetó la exclusivad de su contrato público

Susana Díaz escondió el contrato fantasma del ex ministro Bernat Soria en la Junta y por el que aún cobra 150.000 euros
Susana Díaz y Bernat Soria RS/PD

La Junta ya ha adelantado que tomará medidas contundentes por esta actuación

Todo acaba saliendo (Populismo de cortijo en Canal SUR: las sevillanas de María del Monte le cuestan a los andaluces más de 8 millones de euros).

La caja de sorpresas que depara la gestión de la anterior administración andaluza pilotada durante 37 años por el PSOE se antoja inagotable (La hostia de Pérez-Reverte al señorito Echenique por creerse el dueño del cortijo andaluz).

Según ha podido conocer elEconomista de fuentes oficiales, el tándem formado en la Junta de Andalucía por Juan Moreno Bonilla y Juan Marín se ha encontrado en los cajones de San Telmo con un informe escondido por Susana Díaz, y en el que se investigaba cuáles eran las funciones del exministro de José Luis Rodríguez Zapatero, Bernat Soria, al frente de la Fundación Progreso y Salud, dependiente de la Junta, y en concreto de la Consejería de Sanidad, que entonces dirigía María Jesús Montero, hoy cabeza de cartel del PSOE por Sevilla.

Tras este hallazgo, la posterior investigación del Ejecutivo PP-Cs –encargada a la consultora Price Waterhouse–, ha llegado a la conclusión de que Soria es uno de esos «trabajadores fantasma» que ya advertían que podían encontrarse en el entremado de la administración paralela que fueron tejiendo los sucesivos Gobiernos socialistas.

Soria compatibilizaba su responsabilidad en la Fundación como director del Departamento de Celulas Moleculares del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabiner) con otros trabajos privados, según recoge Carmen Obregón en eleconomista y compartimos en PD.

Nada permanece escondido para siempre. Bernat Soria fue contratado por la exconsejera de Sanidad y hoy ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien ya ha mostrado su estupefacción por la noticia, recalcando por su parte, que desconoce que al exminsitro le afecte el régimen de incompatibilidades. Dicho de otro modo, que no tenía conocimiento de que trabajara para la administración pública al mismo tiempo que lo hacía para la empresa privada.

La verdad se abrea camino. La actual ministra de Hacienda ha querido dejar claro que el investigador Bernat Soria es una persona que ha sido fundamental en este país para el impulso a la ciencia y la investigación, especialmente en Andalucía, donde «todos nos sentimos orgullosos de contar» con el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer), con sede en Sevilla, que promovió el Gobierno del PSOE-A en la Junta.

Y añade Montero que, gracias al investigador Bernat Soria, en este país, se promovió una de las legislaciones más importantes y completas que ha habido en materia de investigación, ya que se ha podido investigar con células madre y embrionarias, que son un enorme potencial para realmente explorar nuevas vías de conocimiento y de descubrimiento.

En efecto, las actuales pesquisas –reveladas en primera instancia por ABC Sevilla– concluyen que el exministro ha incumplido su contrato por no preservar el régimen de incompatibilidades, que no practica, apareciendo por la fundación citada «cuando quería» –trasladan a este medio desde la Junta–, y cobrando a cambio, hasta la fecha, la nada despreciable cifra de 150.000 euros al año.

Contratada por la que hoy es número uno del PSOE, por Sevilla, María Jesus Montero, la cantidad de dinero que recibe se trata del doble de lo que cobraba como ministro. Tanto es así que, de 2009 –momento en el que le ficha Montero, justo 27 después de perder su cartera de Sanidad en el Gobierno– hasta 2019, ha percibido 1,2 millones de euros de la Junta.

Al respecto, fuentes oficiales confirman a elEconomista que la Junta actuará de inmediato sobre esta irregularidad ante la justicia, lo que tendrá sus efectos en dicha fundación.

Esta mañana, el consejero de Sanidad, Jesús Aguirre Muñoz, ha relatado –recogido en exclusiva por eE– cómo cuando llegó el nuevo Gobierno de PP-Cs a la consejería, se inició una auditoria interna del personal, con el fin de saber dónde estaban los trabajadores, qué estaban haciendo y si cumplían el contrato.

Aguirre admite que se han encontrado «con algunas sorpresas», como recoge este informe que hoy ha publicado ABC, por cierto, investigando la Fundación Progreso y Salud, y donde se revela que el exministro Bernat Soria es uno de esos «trabajadores fantasma».

Aguirre subraya que este descubrimiento poco tiene que ver con el encarnizamiento que desde el entorno de Soria se arroja a la Junta. Asegura el consejero que, esta «anormalidad» venía observándose sobre determinados contratos, «gracias a Dios, menos de los que esperábamos», en el tema de exclusividad y de eficiencia del sueldo que se estaba cobrando, por lo que se convocará a la Fundación Progreso y Salud y se llevarán a cabo las medidas» que sean oportunas con este contrato.

La calificación de los hechos –ya en 2010 la Cámara de Cuentas de Andalucía llamaba la atención por ciertas anomalías– se reduce de momento a un expediente informativo externo, con una auditoría externa, referente a este contrato y otros contratos sobre los cuales se aprecían una serie de anormalidades.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído